Hay más perros que niños en San Francisco. Así que es lógico deducir que los dueños de perros tienen considerable influencia, tanto que ellos piensan que su respaldo puede decidir la próxima contienda por la alcaldía.

Los dueños de perros han formado un comité de acción política para promover los intereses de sus caninos, concretamente espacio para correr libremente en uno de los parques nacionales urbanos más grandes del mundo. Y están llamando a los candidatos a alcalde a defender sus posiciones en el asunto.

"Esperamos que el tema sea decisivo", dijo Bruce Wolfe, presidente de DogPAC, que realizó un foro el sábado al que asistieron varios aspirantes a la alcaldía.

Existen unos 150.000 perros en la ciudad, comparado con unos 108.000 niños, de acuerdo con la Sociedad de Prevención de Crueldad contra Animales y el censo nacional del 2010. Más de 800.000 personas viven en la ciudad nombrada por el santo patrón de los animales.

A medida que más padres en busca de nuevas escuelas y viviendas más baratas emigran de la ciudad, más parejas, homosexuales y heterosexuales, están optando por perros en lugar de hijos. San Francisco es renombrada por sus parques para perros y, al igual que París, sus restaurantes y tiendas permiten la presencia de los mimados canes.