El ministro de Defensa de Chile, Andrés Allamand, afirmó hoy que el cierre de la identificación de los restos de las 21 personas que murieron en la tragedia aérea del pasado 2 de septiembre en el archipiélago Juan Fernández "es una noticia dolorosa".

Allamand, quien dialogó con los periodistas tras una visita al Palacio de La Moneda, dijo que comparte "el dolor y tristeza" de las familias de quienes aún no han podido ser encontrados ni identificados.

El pasado 27 de septiembre las autoridades chilenas dieron por finalizada la búsqueda de restos humanos y materiales del accidente aéreo, sin haber recuperado a seis de las 21 víctimas.

No obstante, el comandante de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), general Jorge Rojas, afirmó que se evalúa realizar una nueva fase, para extraer partes del avión ya localizadas, con el fin de averiguar el motivo por el que la aeronave se precipitó al mar.

Las identificaciones se realizaron por huellas dactilares como por análisis de ADN de los fragmentos de restos humanos ubicados en el fondo del mar, después de que el Servicio Médico Legal creara un banco genético con muestras de sangre de los familiares de los fallecidos.

Allamand aseguró hoy que "el país sabe que se han hecho todos los esfuerzos por recuperar los cuerpos" y precisó que en el lugar de la tragedia se utilizó le mejor tecnología para encontrarlos.

El Casa 212, que transportaba a miembros de la FACh, un equipo de periodistas de Televisión Nacional, funcionarias del Gobierno e integrantes de una organización filantrópica, se estrelló el 2 de septiembre pasado tras dos intentos de aterrizaje en esa isla Juan Fernández, a 670 kilómetros de la costa chilena.