El presidente de la Reserva Federal de EE.UU., Ben Bernanke, señaló hoy en una comparecencia ante el Congreso que la crisis de la deuda en Europa ha sido una "significativa" fuente de estrés en "los mercados globales financieros".

"Los líderes europeos están fuertemente comprometidos para encarar estos problemas, pero necesitan obtener un acuerdo entre un amplio número de países para poner en marcha mecanismos de defensa y la búsqueda de las causas de los problemas fiscales han ralentizado la puesta en práctica de soluciones", afirmó Bernanke.

El presidente de la FED aseguró que "no hay duda de que estas tensiones han dañado la confianza de las empresas y los hogares, y que suponen riesgos continuados sobre el crecimiento".