Apple Inc. presentó el martes un nuevo modelo de iPhone, el 4s, que tiene un procesador más rápido y poderoso, una cámara mejorada y que puede sincronizar contenido inalámbricamente, sin necesidad de conectarlo con una computadora.

Sin embargo, no se trató de una transformación radical. Había habido mucha especulación de que Apple revelaría una revisión más radical del teléfono, un "iPhone 5". Esto deja espacio a la especulación de que Apple pueda lanzar un nuevo modelo en menos de un año, quizá uno equipado para aprovechar las nuevas redes de alta velocidad para datos de AT&T y Verizon.

Asimismo, se especuló sobre que Apple podría incluir un chip que se comunicara con terminales de pago en tiendas minoristas, convirtiendo al iPhone en una "billetera móvil". Su competencia empieza a incluir este tipo de posibilidades en sus teléfonos, aunque los sistemas de pago siguen en una etapa anterior. Apple no mencionó que el iPhone 4S tuviera esta aplicación. La compañía agregó que los clientes de Sprint ya podrán usar uno.

La acción de Apple cayó 17,15 dólares, casi 5%, a 357,45 dólares.

Apple incluyó una aplicación de "asistente personal" llamada Siri en el iPhone 4S. La aplicación responde a comandos de voz y preguntas como "¿Necesitaré un paraguas hoy?". Es una versión avanzada de aplicaciones de reconocimiento de voz que existen en otros teléfonos.

La presentación del nuevo iPhone fue el primer acto importante que realizó la empresa en años sin que fuera presidido por Steve Jobs. El nuevo director general, Tim Cook, presidió el acontecimiento luego de que Jobs, quien sufre problemas de salud, renunciase al puesto en agosto.

Cook, vistiendo una camisa azul marino sin corbata y pantalones vaqueros, inauguró la jornada afirmando que durante sus 14 años en Apple ha tenido "el privilegio de mi vida". Los asistentes aplaudieron cuando Cook llegó al escenario, aunque la reacción pareció más moderada que las recepciones que tuvo Jobs recientemente.

Cook dijo que el iPhone más reciente en el mercado, que salió en junio de 2010, se ha vendido más rápidamente que modelos anteriores, pero que el producto de Apple apenas tiene un 5 por ciento del mercado de teléfonos móviles en todo el mundo.

Apple dijo confiar en que su nuevo modelo le permita aumentar esa participación de mercado. El nuevo iPhone 4S tiene una cámara con un sensor de mayor resolución que el modelo previo.

Su procesador es más rápido, lo que le permitirá a los usuarios interactuar con juegos de acción con más suavidad y de forma más realista. También se trata de un teléfono "mundial", lo que significará que los iPhones que vende actualmente la operadora estadounidense Verizon podrán ser utilizados en el extranjero, así como sucede ya con los iPhones que vende AT&T.

El nuevo iPhone también viene con un nuevo software para dispositivos móviles, llamado iOS 5, que incluye características como la capacidad de sincronizar su contenido con otros aparatos de forma inalámbrica, sin tener que conectar el dispositivo con una computadora, sea Mac o Windows.

El iOS 5 también estará disponible el 12 de octubre para los dispositivos portátiles existentes: el iPhone 3G y 4, ambos modelos de iPad y versiones posteriores del iPod Touch.

Apple dijo que el 12 de octubre también marcará el lanzamiento de su nuevo servicio iCloud, que permitirá almacenar contenido — como música, documentos, aplicaciones y fotos — en servidores de Apple a los cuales los usuarios podrán tener acceso de forma inalámbrica en numerosos aparatos.

La empresa también se congratuló por la popularidad de sus productos y dio a conocer una nueva línea de iPods, entre ellos un modelo Nano con pantalla táctil que dijo que permitirá una navegación más fácil.

Apple no hizo ninguna mención de su modelo Classic, que mucha gente había conjeturado que la empresa podría sacar del mercado.

El acto tuvo lugar en la sala Town Hall de Apple, donde fue lanzado el primer iPod hace una década. Cook dijo que Apple ha vendido hasta ahora más de 300 millones de iPods en todo el mundo, inclusive 45 millones en los 12 meses que concluyeron en junio.

El iPhone llegó seis años después y ha ganado millones de seguidores, gracias a su software intuitivo, un diseño minimalista y pantalla de alta resolución, entre otras cosas. En los primeros seis meses de este año Apple ha vendido 39 millones de iPhones.