La estadounidense Amanda Knox partió el martes con destino a Estados Unidos, un día después de que una corte de apelaciones italiana la absolviera del asesinato de su compañera de cuarto británica y la dejara en libertad tras cuatro años en prisión.

La Fundación Italia-Estados Unidos, que defendió la causa de Knox, dijo que la estadounidense viajó poco después del mediodía (1000 GMT) del aeropuerto Leonardo da Vinci en Roma con destino a Londres, donde tomará un vuelo de conexión rumbo a Estados Unidos.

Mientras tanto, el hermano de la estudiante asesinada Meredith Kercher dijo que la familia siente que el caso vuelve a "empezar de cero" luego que el veredicto de la corte de apelaciones revocó la sentencia de Knox y de Raffaele Sollecito, el italiano que en ese entonces era su novio.

Lyle Kercher dijo a los reporteros el martes que la familia trata de entender cómo es que una decisión que era "tan segura hace dos años ha sido revocada de manera tan radical".

Knox y Sollecito fueron condenados en el 2009 por el ataque sexual y asesinato de Kercher, una estudiante británica de 21 años que compartía un apartamento con Knox en Perugia. Knox fue sentenciada a 26 años de prisión, Sollecito a 25 años.

Fotógrafos y camarógrafos de The Associated Press que se encuentran en el aeropuerto de Roma vieron a miembros de la familia de Knox en una terminal desde donde se espera que la mujer aborde el vuelo de British Airways.

Knox, de 24 años, abandonó la prisión de las afueras de Perugia el lunes por la noche, menos de dos horas después de que en una sala saturada se leyera el veredicto que absolvió a ella y a su ex novio del brutal asesinato.

La estadounidense dio las gracias el martes a los italianos que la apoyaron a lo largo de sus cuatro años en prisión.

Knox agradeció a "quienes compartieron mi sufrimiento y me ayudaron a sobrevivir con esperanza" en una carta enviada a la Fundación Italia-Estados Unidos, que busca promover la relación entre ambos países.

____

Patricia Thomas contribuyó con este despacho.