El equipo chileno de pesistas seleccionados para los próximos Juegos Panamericanos de Guadalajara habría arrojado, casi con certeza, un positivo por dopaje por el consumo de una bebida energizante que contiene Methylhexaneamine, una sustancia prohibida desde el 2010 por la Agencia Mundial Antidopaje, informó el lunes el diario El Mercurio.

De concretarse un resultado positivo, sería el tercero en un año, por lo que la federación chilena debería ser suspendida por dos años de las competencias internacionales, según el reglamento de la Federación Internacional de Pesas.

The Associated Press llamó reiteradamente a la federación local de pesas, pero nadie respondió.

Existen diversas versiones sobre la ingestión del energizante. Algunas señalan que los pesistas la tomaron con autorización, otra culpa a un organismo dependiente del Instituto Nacional del Deporte y la de los médicos del Plan Olímpícode que nunca dieron permiso para su consumo.

Según El Mercurio, otros deportistas de las federaciones de judo y atletismo también la habrían bebido, hasta que se dieron cuenta de que contiene el Methylhexaneamine, y ordenaron suspender su uso.

La delegación chilena de pesistas para los Panamericanos fue sometida a una prueba de orina en agosto último, que fue examinada en un laboratorio universitario de Los Angeles, Estados Unidos, y cuyos resultados son esperados muy pronto, dijo El Mercurio.

Entre los deportistas sometidos a la prueba de orina figura Cristián Escalante, originalmente el abanderado de la delegación chilena.