Estados Unidos registra un crecimiento económico modesto a pesar de un alto desempleo en el país y un aumento de las preocupaciones por la crisis de la deuda en Europa, de acuerdo con las estadísticas contenidas en diversos informes difundidos el lunes.

El sector de producción industrial tuvo en septiembre una expansión mayor a la de agosto, aunque persiste la debilidad en el crecimiento, de acuerdo con un estudio del Instituto de Gerentes de Abastecimiento (ISM por sus siglas en inglés). El ISM dijo que su índice de producción industrial subió por primera vez en tres meses.

En la construcción, la inversión se incrementó en agosto, dijo el gobierno. El avance se debió principalmente a una intensificación en los proyectos de los gobiernos estatales y locales.

Asimismo, las ventas de automóviles en Estados Unidos se elevaron en septiembre, principalmente debido a que los consumidores incrementaron las compras de camionetas de carga abiertas y camionetas deportivas, dijeron los fabricantes estadounidenses.

En conjunto, las estadísticas de todos estos informes parecen señalar que la economía de Estados Unidos podría evitar otra recesión aunque continúe enfrentando dificultades.

Las bolsas de valores caían agudamente el lunes por la tarde debido a la persistencia de las preocupaciones hacia la crisis por la deuda en Europa.

Horas antes, Grecia había dicho que no logrará las metas de reducción de su déficit fiscal a las que se había comprometido dentro del rescate financiero que había acordado.

Esta declaración intensificó los temores de que Grecia pudiera declarar una cesación de pagos en su deuda, situación que tiene el potencial de dañar a la economía europea.

En cuanto a Estados Unidos, los economistas dijeron que los informes sobre producción industrial y la construcción son congruentes con una tasa de crecimiento anual de entre 2 y 2,5% para el trimestre julio-septiembre en el país.

Estas cifras de crecimiento superan las de alrededor de 0,9% del primer semestre del año, pero son insuficientes para que redunden en una baja del desempleo, que alcanza 9,1%.

Es "apenas alentador" el contenido de los informes, dijo Paul Ashworth, economista jefe de Capital Economics. "Pero incluso si Estados Unidos evita la recesión, el crecimiento económico continuará siendo insuficiente", agregó.