El vicepresidente Jaime Morales Carazo fue internado el fin de semana en un hospital de esta capital para extirparle un quiste en el hígado infectado por una bacteria, se informó oficialmente.

La vicepresidencia dijo en una nota de prensa que a Morales Carazo, de 75 años, se le sometió a una intervención y que se recupera favorablemente. Agregó que en los próximos días se le dará de alta.

No se pudo obtener información del Hospital Militar, donde permanece internado Morales Carazo, mientras que el vocero del vicepresidente, Esteban Solís, comentó a la AP que la familia pidió total discrecionalidad sobre su situación.

Solís dijo que el vicepresidente no asistió el jueves a la inauguración de la tercera Feria Mesoamericana de postgrados en que participaron 41 universidades mexicanas y que en su lugar intervino su esposa Amparo Vázquez. El sábado fue hospitalizado.

Morales Carazo formó parte de la dirigencia contrarrevolucionaria de los años 80 que intentó derrocar al entonces gobernante Daniel Ortega, quien volvió al poder al ganar las elecciones de 2006.

Tras su regreso de un exilio durante el gobierno de la presidenta Violeta Chamorro (1990-1996), Morales Carazo y Ortega hicieron las paces.

Disidente del Partido Liberal Constitucionalista del ex presidente Arnoldo Alemán (1997-2001), Morales Carazo aceptó ser compañero de fórmula de Ortega para los comicios del 2006. Previamente, el vicepresidente recuperó la residencia que le habían confiscado en los años 80.