El gobierno mostró preocupación por la muerte de 14 curanderos en los últimos 20 meses en una remota zona selvática y anunció el envío de una comisión para investigar los asesinatos, informaron el lunes autoridades.

El investigador en temas de la amazonía peruana, Roger Rumrrill, dijo a la AP que "los curanderos cumplen un papel vital en la selva peruana pues en la práctica reemplazan la ausencia de médicos en la cura de las dolencias de indígenas".

"La preocupación nuestra se concentra en la matanza de curanderos, de chamanes en una parte de la amazonía, donde desde 2010 han sido asesinados 14 curanderos", dijo en rueda de prensa el viceministro de Cultura, Vicente Otta.

Añadió que la Fiscalía aún no tiene establecido el motivo de los homicidios de los curanderos en eventos separados y diferentes desde marzo de 2010 en diversas zonas del distrito de Balsapuerto, a 844 kilómetros al noreste de Lima.

Otta indicó que la fiscalía ha identificado a siete curanderos asesinados y añadió que la Iglesia Católica en la zona ha recogido denuncias de desapariciones de otros siete chamanes.

Según datos oficiales, Perú tiene 29 millones de habitantes de los cuáles alrededor de 350 mil son indígenas amazónicos que viven en 62% del territorio nacional.