Los fans de Apple están felices, pues esperan que el fabricante anuncie el martes una versión más poderosa de su popularísimo iPhone, más de un año después de que develó el 4 modelo de su teléfono.

La semana pasada, Apple Inc. difundió por correo electrónico invitaciones a una conferencia para los medios de comunicación el martes por la mañana en su sede de Cupertino, California.

La misiva dice "hablemos iPhone", una insinuación de que la usualmente reservada compañía pretende mostrar la versión más reciente del dispositivo. Previamente, Apple ha presentado los nuevos iPhones a mediados de año, pero en 2011 la expectativa era de que sería en los últimos meses.

Se espera que el nuevo iPhone tenga varias novedades, de las cuales la principal probablemente será la inclusión del más sistema operativo móvil reciente de Apple, el iOS 5, programado para ser dado a conocer en estos meses.

El iOS 5 incluirá ajustes para dispositivos inalámbricos y sincronización de contenidos con otras máquinas, así como mejorías en la cámara, las aplicaciones de correo electrónico y la navegación en internet.

Un nuevo servicio llamado iMessage le permitirá a los usuarios del iOS 5 enviarse mensajes de texto entre sí a través de redes de datos Wi-Fi o inalámbricas, mientras que un archivo llamado Newsstand agrupará las suscripciones a aplicaciones de periódicos y revistas en un solo lugar con el fin de facilitar hallarlas.

Cuando sea dado a conocer, el software también estará disponible para el iPad, el iPhone 4 y la versión 3GS del teléfono y para las dos generaciones más recientes del iPod Touch.

En cuanto al hardware, no se espera que el nuevo iPhone tenga un aspecto muy distinto al del iPhone 4, aunque podría ser más delgado y tener una pantalla más grande.

Además de ganar millones de seguidores con el paso de los años — tan sólo entre enero y finales de junio se vendieron 39 millones de iPhones_, el exitoso celular y las tiendas App Store han desatado una feroz competencia entre fabricantes de teléfonos multifuncionales, como por ejemplo los que utilizan el software Android de Google Inc., que salió al público por primera vez en 2008.

Más allá del iPhone en sí mismo, se espera que el acto del martes sea la primera vez en años que Apple devele un producto importante sin que Steve Jobs encabece la presentación, después de que renunció al puesto de director general en agosto tras estar fuera desde enero con una licencia por razones médicas.

El cofundador de Apple es ahora su presidente ejecutivo. Probablemente su sucesor Tim Cook sea quien encabece la presentación del martes.