La presencia de un dolor prolongado en la garganta suele suscitar el temor de cáncer entre fumadores y bebedores, pero ahora existe otro riesgo pues un virus de transmisión sexual está provocando un aumento de cáncer bucal.

El virus del papiloma humano, o VPH, es más conocido por causar el cáncer cervicouterino. Sin embargo, también puede ocasionar cáncer en el tracto superior de la faringe, y un nuevo estudio muestra que los tumores con presencia del VPH constituyen ahora la mayoría de los casos del llamado cáncer orofaríngeo.

De continuar la misma tendencia, ese tipo de cáncer bucal superará la incidencia del cáncer cervical y será el principal cáncer relacionado con el VPH en Estados Unidos al cabo de una década, advirtió el lunes un grupo de investigadores de la Universidad del Estado de Ohio y del Instituto Nacional del Cáncer.

"Es urgente tratar de averiguar la manera de evitar esto", instó la médica Amy Chen, de la Sociedad Estadounidense para el Cáncer y de la Universidad Emory. Chen no participó en la nueva investigación.

Aunque las mujeres desarrollan a veces cáncer bucal causado por el VPH, el riesgo es más grande entre los hombres, indicaron los científicos en la publicación Journal of Clinical Oncology. Nadie conoce por ahora los motivos, pero surge la interrogante sobre si la vacuna aplicada a niñas y mujeres jóvenes contra el cáncer cervicouterino podría también proteger contra el VPH bucal.

La vacunación contra el VPH está permitida para niños contra verrugas genitales y cáncer anal, que son otros males provocados por el virus del papiloma humano. Pero ni en hombres ni mujeres se ha estudiado la manera de proteger contra el VPH bucal, afirmó la doctora Maura Gillison, especialista en cáncer de cabeza y cuello en la Universidad del Estado de Ohio y autora central del nuevo estudio. Eso es importante porque es posible tener el VPH en una parte del cuerpo pero no en otra, especificó.

Una portavoz del laboratorio Merck & Co., que fabrica la vacuna Gardasil contra el VPH, dijo que la empresa no planea realizar un estudio sobre el cáncer bucal. La investigación difundida el lunes fue financiada por el Instituto Nacional del Cáncer y la Universidad del Estado de Ohio. Gillison ha sido asesora de Merck.

Existen casi 10.000 nuevos casos de cáncer orofaríngeo al año, y la incidencia general ha crecido 28% desde 1988 aunque otras clases de cáncer en cabeza y cuello han disminuido.

El nuevo estudio dio seguimiento al VPH haciendo pruebas a tejido tumoroso de 271 pacientes que estuvo almacenados en archivos de Hawai, Iowa y Los Angeles. La proporción de los que dieron positivo para VPH subió de 16% en la década de 1980 a casi 73% a principios de la década del 2000.

Al extrapolar los resultados a la población general, los investigadores concluyeron que las tasas de incidencia de tumores que dieron positivo a VPH aumentaron a más del triple.