El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, anunció hoy que habrá reformas a las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, aunque no especificó de qué tipo, pero que serán para mejorar la seguridad en el país.

"Quiero decir a ustedes que van a haber reformas, que se van a hacer tanto en la institución armada como en la Policía Nacional, reformas que no son impuestas, sino que surgen de la necesidad que tienen para adaptarse a las situaciones del momento", expresó el gobernante en una ceremonia militar.

En otras ocasiones Lobo se ha referido al mismo tema señalando que hace falta hacer cambios para enfrentar con mayor efectividad la delincuencia, el crimen y el narcotráfico en el país.

Lobo hizo el anuncio de las reformas durante la conmemoración del 219 aniversario del natalicio del prócer hondureño Francisco Morazán, que se celebró en la Academia Militar del mismo nombre.

Agregó que su Gobierno busca fortalecer a ambas instituciones, al tiempo que advirtió a "aquellos que tienen sueños de que aún se puede romper el orden constitucional, que mejor se pongan a trabajar por Honduras".

También dijo que no hay espacio para quienes piensan hacer campaña política desprestigiando a Honduras, porque a quien afectan es a los más pobres.

Lobo anunció las reformas a la institución castrense y a la Policía en momentos en los que organizaciones de derechos humanos califican de "epidemia" la tasa de homicidios que se registra actualmente en el país centroamericano.

Según el Comisionado Nacional de Derechos Humanos, la tasa de homicidios en Honduras durante 2010 fue de 77,5 por cada 100.000 habitantes, lo que puso al país "en una situación de epidemia".

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) el estándar normal son nueve homicidios por cada 100.000 habitantes, y se puede calificar de "epidemia" cuando supera los diez.

La OMS establece en su Carta Constitutiva adoptada por la Conferencia Sanitaria Internacional, celebrada en Nueva York en 1946, que "la salud de todos los pueblos es una condición fundamental para lograr la paz y la seguridad y depende de la más alta cooperación de las personas y de los Estados".

Según diversos organismos, la violencia en Honduras se ha incrementado en los últimos dos años, pasando de diez a quince homicidios diarios, aunque esa cifra en ocasiones llega a los veinte.