Estados Unidos incluyó melones cultivados en Panamá a una lista internacional de productos elaborados con mano de obra infantil durante el 2011, difundida el lunes.

Brasil es el país latinoamericano con más productos elaborados con mano de obra infantil: son 13, incluyendo dos que involucran trabajo infantil forzado.

Le siguen México y Argentina con 11 cada uno, Bolivia con nueve (incluyendo cinco con trabajo infantil forzado) y Colombia con ocho, incluyendo un producto con trabajo infantil forzado.

Luego aparecen Nicaragua con siete artículos, Perú con seis (incluyendo tres con trabajo infantil forzado), Guatemala con seis, Ecuador, El Salvador, República Dominicana y Paraguay con cuatro (incluyendo uno con trabajo infantil forzado en cada uno), Honduras y Panamá con tres.

Los reportes anuales no incluyen sanciones ni buscan señalar a los países donde un estimado de 215 millones de niños laboran en fábricas y minas.

Además de la lista de productos, la secretaria del Trabajo Hilda Solís presentó un reporte sobre las peores modalidades de trabajo infantil, el cual incluye descripciones específicas sobre 140 países y por primera vez incluye una sección sobre trabajo infantil peligroso.

Solís indicó que cerca de 215 millones de niños son trabajadores actualmente en el planeta, de los cuales 115 millones se dedican a labores peligrosas bajo agua, bajo tierra, manipulando sustancias tóxicas o maquinaria riesgosa.

Solís también anunció que su despacho destinará 32,5 millones de dólares a la Organización Internacional de Trabajo (OIT), una agencia de la ONU, y a la organización no gubernamental World Vision para desarrollar métodos de supervisión que arrojen información más eficaz para la formulación de políticas respecto al trabajo infantil.