Dos soldados del ejército mexicano fueron detenidos por presuntamente participar en el secuestro de una menor de 13 años de edad en el estado norteño de Chihuahua, informaron el lunes autoridades federales y estatales.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó en un comunicado que los soldados no realizaban ninguna misión militar cuando presuntamente cometieron el plagio.

Los soldados fueron identificados como Jonathan Obed Molina, con dos años de servicio, y Francisco Daniel Zúñiga, con dos años y ocho meses de servicio.

La Sedena informó que los soldados fueron detenidos la madrugada del sábado, aunque la Fiscalía estatal aclaró que la captura se realizó el viernes en la ciudad de Chihuahua, .

El vocero de la Fiscalía de Chihuahua, Carlos González, dijo a la AP que la familia de la menor presentó una denuncia ante la unidad antisecuestro estatal, que inició una operación para dar con los responsables.

La menor sólo duró secuestrada algunas horas, tiempo durante el cual los plagiarios estuvieron en contacto con la familia y un equipo de la unidad antisecuestro rastreaba llamadas telefónicas para ubicar a los delincuentes, dijo el portavoz.

González dijo que la menor fue rescatada sana y salva en la casa de seguridad en la que estaba plagiada, donde fueron detenidos los dos soldados, quienes vestían de civil en ese momento, pero llevaban sus uniformes militares en mochilas.

Señaló que es la primera vez que se detiene a militares en Chihuahua involucrados en actividades delictivas.

"En Chihuahua el ejército está haciendo un gran trabajo", aclaró el funcionario.

Las autoridades buscan al presunto líder del grupo de secuestradores, que la Sedena y la Fiscalía aclararon que no es militar.

Ambos soldados serán dados de baja del ejército, según la secretaría.

La Sedena afirmó que no solapará a ningún elemento militar que incurra en delitos y ponga en entredicho a la institución castrense, que en los últimos años ha desplegado miles de soldados en calles del país para apoyar a las autoridades civiles en el combate al narcotráfico.

A quien cometa un delito se aplicará "la política de cero tolerancia", añadió la dependencia.

En julio, la Suprema Corte aprobó un criterio jurídico por el que señaló que las violaciones a derechos humanos de militares deben ser juzgadas en tribunales civiles.