Con la única convicción de hacer la música que le gusta y de poder transmitir un sentido social y humano por encima de toda pretensión comercial, la reconocida artista brasileña Daniela Mercury trae a Estados Unidos "Canibalia", una producción con la que espera contagiar al público de samba, axé y bossa nova.

"Soy lo que soy y nadie me va a hacer cambiar. Soy una humanista, siempre hablo de las artes como algo que refuerza al ser humano y en mi trabajo tengo la intención de fortalecer a las personas individualmente, reafirmar su belleza y su cultura", dijo la artista de 46 años a la AP en una entrevista reciente en Miami Beach.

La ganadora de un Latin Grammy nacida en Salvador de Bahía inicia este sábado una gira de conciertos por Estados Unidos con la que recorrerá escenarios de Miami, Los Ángeles, San Francisco, San Diego, Montreal, Toronto y Nueva York.

"Espero poder invadir con mi música a Estados Unidos, porque llevamos muchos años intentándolo", dijo Mercury, quien ha cantado junto a artistas que incluyen a Ray Charles, Tom Jobim, Caetano Veloso, Gilberto Gil, Carlinhos Brown y Paul McCartney.

"Yo quiero pegar la bossa nova, la música sofisticada, la música latina y mundial, porque mi música no es solo brasileña, sino que mezcla muchos elementos", añadió.

La intérprete, compositora, productora y bailarina explicó que "Canibalia", que grabó en el 2009 y recién lanzó en Estados Unidos el pasado 13 de septiembre, es un homenaje a los dos movimientos más importantes de las artes de Brasil: el movimiento Manifiesto Caníbal de la década de 1920, en el cual pintores y poetas hicieron un manifiesto antropofágico en el que se quebraban las reglas de la academia y se comenzaron a mezclar todas las influencias del mundo; y el movimiento de los años 70 en el que músicos como Caetano Veloso y Gilberto Gil comenzaron a mezclar guitarras eléctricas en música brasileña, lo cual no era permitido.

"Es un manifiesto de unión para celebrar el rompimiento de las barreras entre los géneros, entre las artes y las clases sociales", dijo Mercury. "Yo soy hija de estas dos generaciones de la historia de las artes de Brasil y como siempre digo: Viva la rica música de los pobres y la pobre música de los ricos".

El álbum de 15 temas — producido por Mercury, su hijo Gabriel Povoas, Ramiro Mosotto, Alfredo Moura y Michael Mutti — mezcla canciones tradicionales brasileñas con composiciones de la cantante.

Entre los covers están "O que será", de Chico Buarque; "O que é que e a baiana tem", de Dorival Caymmi y que popularizara Carmen Miranda, y "La vida es un Carnaval", tema que hizo famoso la legendaria Celia Cruz y al que Mercury da un toque de Brasil que dice "mágico" al haber mezclado samba, salsa y merengue.

También destacan canciones como "Sol do sol", "Preta" y "This Life is Beautiful", en la que colabora el reconocido músico haitiano Wyclef Jean.

___

En Internet:

http://www.danielamercury.art.br/