Un tribunal de seguridad de Bahréin dictó el lunes cadena perpetua a 14 personas por la muerte de un paquistaní durante los disturbios entre partidarios de los gobernantes sunitas y manifestantes chiítas que buscan más derechos, dijo un abogado.

La sentencia emitida por una corte civil-militar — creada durante el gobierno al estilo ley marcial — formó parte de una serie de sentencias que han sido muy criticadas y que fueron dictadas en semanas recientes en el reino de la isla del Golfo, entre ellas largas condenas en prisión para 20 médicos y enfermeras sentenciados por ayudar a manifestantes opositores al gobierno.

El abogado Mohsen al-Alawi dijo que los 14 detenidos fueron acusados por su participación en la muerte de un paquistaní, ocurrida en marzo. Por ahora las autoridades no han dado a conocer más detalles sobre el asesinato, pero muchos musulmanes sunitas del sur de Asia y de países árabes apoyan fuertemente a los mandatarios de Bahréin, que les ha dado la ciudadanía bahreiní y empleos.

Algunos de los sentenciados pertenecen a prominentes familias chiítas de la isla estratégica, hogar de la 5ta Flota de la Marina de Estados Unidos.

Los chiítas representan aproximadamente el 70% de los 525.000 habitantes de Bahréin, pero aseguran que enfrentan una abierta discriminación al impedirles contender por cualquier puesto político de alto nivel.