El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a la comunidad internacional que reafirme su compromiso con "un futuro sostenible" y que actúe con firmeza y rapidez contra los efectos que el cambio climático deja en todo el planeta y especialmente en sus mayores áreas urbanas.

"Reafirmemos nuestro compromiso con el importante viaje que realizamos hacia un futuro más sostenible y centremos nuestra mayor atención a actuar contra el cambio climático en las ciudades del mundo y más allá", dijo Ban en su mensaje con motivo del Día Mundial del Hábitat.

El máximo responsable de la ONU recordó que el futuro que heredarán las nuevas generaciones dependerá en gran medida de cómo se gestionen las presiones del crecimiento demográfico, la urbanización y el cambio climático.

Recordó también que a finales de octubre "nacerá el habitante número 7.000 millones del mundo".

Ban alertó de nuevo del "mortífero nexo" que existe entre la urbanización y el cambio climático, y llamó la atención concretamente sobre el impacto que el ascenso del nivel del mar puede tener en ciudades como Miami, Nueva York, Nueva Orleans, El Cairo, Shangai o Tokio, entre otras.

El secretario general recordó en ese sentido que, pese a que las ciudades son "centros de industrialización y fuentes de emisiones", también son "hogares para las soluciones", ya que cada vez "hay más municipios" que apuestan por las energías renovables y fomentan políticas de protección medioambiental.

La ONU calcula que los efectos del cambio climático en las grandes ciudades podrían provocar que hasta 200 millones de personas tengan que abandonar sus hogares en zonas urbanas del planeta de aquí a 2050.

"Los esfuerzos locales son cruciales para lograr el éxito", dijo Ban, quien, sin embargo, reconoció que esos mismos esfuerzos deben ir acompañados "de iniciativas internacionales".

Apeló también a los Gobiernos del mundo a aumentar su compromiso contra el cambio climático de cara a la conferencia que se celebrará este año en Durban (Sudáfrica) desde el 29 de noviembre al 9 de diciembre y la de 2012 en Brasil, conocida como Río+20, que tendrá lugar del 4 al 6 de junio de ese año.

La celebración del Día Mundial del Hábitat por parte de la ONU se celebró hoy en México, mientras que su sede central en Nueva York organizó un foro de alto nivel en el que se destacó también la importancia de las políticas locales en la lucha contra el cambio climático.

En ese sentido se manifestó la directora de la oficina de ONU-HÁBITAT en Nueva York, la mexicana Cecilia Martínez, quien en su intervención remarcó la importancia del desarrollo local en los próximos años.

"Con más de la mitad de la población residiendo en áreas urbanas, y una previsión de llegar al 70 % de la población en 2050, es evidente que lo que se resuelva en las ciudades servirá como solución global en el planeta", dijo Martínez, quien apostó por que la puesta en marcha y ejecución de las políticas de desarrollo sean "a nivel local".

En el encuentro también participó, entre otros, el presidente de la Asamblea General de la ONU, el catarí Abdulaziz Al Naser, quien alertó de que las ciudades del mundo en vías de desarrollo son las que más sufren los efectos del cambio climático.

"Está claro que los países en vías de desarrollo son los más afectados por el cambio climático. Eso afecta su desarrollo en conjunto y les dificulta cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio", indicó el presidente de la Asamblea General.