Un hacker burlón se apoderó el domingo de la cuenta en la red social Twitter de la recién elegida primera ministra de Tailandia y cuestionó su capacidad de defender al país si ni siquiera puede proteger sus propios mensajes.

El intruso desconocido terminó una serie de al menos ocho mensajes en la cuenta de Yingluck Shinawatra diciendo que "Si ella ni siquiera puede proteger su cuenta de Twitter, ¿Como podría proteger al país? Piénsenlo".

La mayoría de los mensajes acusaban al gobierno de Yingluck de incompetencia y de amiguismo. Su partido, el Pheu Thai, obtuvo una victoria aplastante en los comicios de julio, pero sus críticos señalan que la primera ministra es un títere de su hermano, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra.

Thaksin fue derrocado por un golpe militar en 2006 tras ser acusado de corrupción, lo que generó amargos y violentos conflictos entre simpatizantes y opositores.

"Este país es un negocio. Trabajamos para nuestros aliados, no para el pueblo tailandés. Trabajamos para quienes nos apoyan pero no para aquellos que difieren con nosotros", señalaba uno de los mensajes.

Otro indicó: "¿Dónde están las oportunidades para los pobres? Los utilizamos, les damos esperanza a cambio de votos para que nuestro grupo pueda beneficiarse".

La vocera gubernamental, Thitima Chaisaeng, confirmó que la cuenta de Yingluck, — PouYingluck — había sido robada.

"Fuimos informados por el Ministerio ICT (de Tecnología de Información y Comunicación) y ya investigan quien es el responsable de esto. No sabemos quién lo hizo", dijo Thitima a The Associated Press.