La policía rescató a 234 mujeres que eran explotadas sexualmente en decenas de prostíbulos en una remota zona de la selva peruana donde miles de mineros informales explotan oro, informaron el domingo las autoridades.

"Se rescataron 234 mujeres, 15 de ellas menores de 18 años. Estaban en 60 prostíbulos en Puerto Maldonado y en zonas cercanas donde eran explotadas sexualmente", dijo a The Associated Press el viceministro de Interior Alberto Otárola.

Puerto Maldonado, capital de la región Madre de Dios, está ubicada a 861 kilómetros al sureste de Lima y en sus alrededores abundan las explotaciones informales de oro que han provocado una intensa migración desde otras zonas.

Otárola precisó que "en el operativo incluso hemos encontrado a una niña de 13 años".

"Son tantas las personas rescatadas que en este momento la fiscalía está corroborando sus identidades. Es un proceso que por la magnitud definitivamente durará algunos días para tener todos los datos completos", añadió el funcionario.

Precisó que el operativo se inició el viernes y culminó la madrugada del domingo. Del mismo participaron 440 policías, se emplearon 52 vehículos policiales y se trabajó con 16 fiscales y funcionarios de la Defensoría del Pueblo.

"El gobierno del presidente Ollanta Humala quiere acabar con la debilidad del Estado en estas zonas del país y ésta es la primera de una serie de megaoperaciones policiales a nivel nacional", añadió Otárola.

El fiscal Fernando de Santa María dijo a la AP que los prostíbulos en la zona "son territorios donde se impone la ley de los proxenetas quienes tienen armas de fuego, teléfonos satelitales y las chicas no tienen posibilidades de escapar".

Dijo que en su trabajo en Madre de Dios halló prostíbulos con avisos que demuestran la existencia de explotación de personas donde se amenaza de muerte a prostitutas que intentan salir del local o conversar con extraños fuera del local.

"Eso lo vi este año, en enero, en alejadas zonas llamadas Lamal, Nueva Arequipa y Aguajal", dijo Santa María quien calcula que en la región hay "más de 100 prostíbulos manejados por mafias que se aprovechan de la debilidad del Estado".

Huarayo, una respetada organización en Madre de Dios que ayuda a adolescentes que caen en la prostitución, calcula que hay 400 adolescentes prostitutas y alrededor de 1.200 prostitutas adultas en toda esa región. No existen datos oficiales.

El sociólogo Oscar Guadalupe, director de Huarayo, dijo a la AP desde Madre de Dios que siete adolescentes rescatadas se encuentran en un albergue de su institución porque el Estado no tiene lugares adecuados donde refugiarlas.

"Ellas estaban en el local de la fiscalía pero allí los proxenetas detenidos y los abogados de los proxenetas podían fácilmente acercarse a ellas; por eso, en coordinación con el gobierno, preferimos pasarlas a nuestro albergue", dijo.

Guadalupe sostiene que una razón por la que mineros informales prefieren a "menores de edad es porque creen que ellas tienen menores posibilidades de estar infectadas con enfermedades de transmisión sexual".

Indicó que "las redes de proxenetas traen mujeres de todas las regiones del país: de Cusco, Tacna, Moquegua, Arequipa, Puno, prometiéndoles un falso trabajo. Incluso hay chicas que han llegado desde el noreste, de la frontera con Colombia".

Perú es el quinto productor mundial de oro.