Los argentinos Pablo Osvaldo (Roma), Rodrigo Palacio (Génova) y Germán Denis (Atalanta) sobresalieron sobre el resto de sus compatriotas sudamericanos en la sexta jornada de la Serie A (Primera División italiana).

Los dos primeros van a dar mucho que hablar y, su inclusión otra vez, en la lista de destacados de la jornada no es casualidad: Osvaldo lleva, con el que le hizo el sábado al Atalanta, tres goles, y su compatriota Palacio, cinco, y ya es máximo goleador de la competición.

Tampoco es extraño que el delantero del Atalanta Germán Denis volviese a marcar un gol, el cuarto de su cuenta, ni que, con su rendimiento esté justificando su contratación por un club severamente penalizado por su implicación en una red de estafas futbolísticas, pero que demuestra una personalidad aguerrida en cada encuentro que disputa.

Los dos equipos sicilianos del campeonato, Palermo y Catania, también tuvieron sudamericanos protagonistas.

El argentino Alejandro Gómez hizo el gol con el que el Catania empató en su vibrante encuentro ante el Novara, que finalizó parejo a tres tantos.

Por su parte, el conjunto de la capital siciliana, abundante en jugadores procedentes del cono Sur, se benefició de un gol de penalti del delantero uruguayo Abel Hernández, un tanto que dio la tranquilidad a su equipo ante el Siena.

Sin embargo, las noticias no fueron siempre buenas.

El portero del Catania, en el club desde el año 2010, Mariano Andújar, encajó tres goles, a pesar de haber realizado un buen encuentro, y el centrocampista uruguayo del Bolonia Diego Pérez fue el responsable de un penalti de manual en el partido contra el Udinese que se encargó de transformar Antonio Di Natale.

Los goles de esta jornada también llevaron acento brasileño, pues Anderson Hernanes, máximo anotador del Lacio la pasada temporada, se reencontró de cara al gol, así como sus compatriotas Thiago Ribeiro (Cagliari) Fabio Simplicio (Roma) y Jedaías (Novara).