El peleador argentino Sergio "Maravilla" Martínez venció por nocáut en el undécimo asalto al británico Darren Barker para quitarle su condición de invicto y retener el título Diamante del peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

La pelea pactada a 12 asaltos se disputó en el Boardwalk Hall, de Atlantic City (Nueva Jersey), en el mismo local donde anteriormente también noqueó de manera espectacular al estadounidense Paul Williams en pelea revancha que ha entrado ya a formar parte de las clásicas de la historia del boxeo.

Esta vez, Martínez tuvo que trabajar más hasta que llegó el undécimo asalto y con 1:29 minuto de acción logró conectarle los golpes decisivos al púgil británico que hizo su debut como profesional ante el público estadounidense.

Barker, de 29 años, campeón de Europa, intentó de manera valiente mantenerse invicto y hacerse del cetro diamante, pero la mayor solidez en los golpes de Martínez y su rapidez lo dejaron sin posibilidades de coronarse campeón.

Martínez no tuvo un combate sencillo, ya que a lo largo de toda la pelea se encontró con la solidez de Barker, que con valor resistió el ataque del argentino, que una vez más fue constante y demoledor.

Pero Martínez terminó la pelea con un potente gancho de derecha, que puso fuera de combate a Barker, que esta vez ya no tuvo más fuerzas para seguir en la pelea.

"Como había dicho, me he enfrentado a un gran rival, que llegó con las mismas ganas y las mismas aspiraciones que tenía yo cuando llegué a los Estados Unidos a pelear por primera vez", declaró Martínez. "Llegó para conseguir la gloria y me puso las cosas muy difíciles".

Martínez, de 36 años, deja su marca en 48-2-2, con 27 fueras de combate, incluidas las tres últimas peleas que ha realizado en Estados Unidos.

El púgil bonaerense cumplió con su promesa del triunfo y de noquear a Barker, aunque lo único que le falló fue el asalto, que había dicho que sería en el sexto o séptimo.

Martínez, que llevaba ya más de tres años en Estados Unidos después de haber tenido antes residencia en España, cumplió con las expectativas de llegar a la pelea como favorito y colocarlo a la altura de los mejores del momento.

Mientras el mundo del boxeo espera el gran duelo entre el filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Floyd Mayweather, muchos analistas consideran que Martínez puede perfectamente enfrentarse a cualquiera de los dos y tener muchas opciones de ganarles.

Con su triunfo, Martínez se acerca a lo que puede ser un combate contra el campeón de esa división, el mexicano Julio César Chávez junior, quien se coronó al vencer al alemán Sebastian Zbik, que subió al cuadrilátero como titular interino.

Por su parte, Baker, tuvo que sufrir la primera derrota de su carrera profesional para dejar la marca en 23-1, y 14 triunfos fueron por la vía del nocáut.