Israel aceptó hoy la propuesta del Cuarteto para la Paz en Oriente Medio (EEUU, Rusia, la UE y la ONU) para reiniciar en las próximas semanas el proceso de paz con los palestinos, informó hoy la oficina del primer ministro, Benjamín Netanyahu.

"Israel da la bienvenida a la llamada del cuarteto para negociaciones directas entre las partes sin condiciones previas, tal como han propuesto el presidente (Barack) Obama y el primer ministro Netanyahu", asegura un comunicado difundido por la oficina del jefe del Gobierno israelí.

La nota añade que "si bien Israel tiene varias preocupaciones (sobre la propuesta), las planteará en el momento apropiado".

El comunicado oficial también insta a los palestinos a "hacer lo propio y entrar en negociaciones directas sin dilación".

El Comité Ejecutivo de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina), aseguró el jueves que "no puede aceptar negociaciones que no tengan los límites mínimos de responsabilidad y seriedad en vista de la continuidad de los asentamientos y confiscación de tierras y la destrucción de propiedad palestina por parte de los colonos" israelíes.

La OLP reafirmó "su compromiso con la solución de dos estados en las fronteras de 1967 y su voluntad de negociar para alcanzar esa solución", e instó al gobierno israelí a "que se comprometa con todas las bases y referencias en la petición del Cuarteto, en particular las que se refieren al fin de la actividad colonial y al reconocimiento de las fronteras de 1967 para que las negociaciones puedan empezar tan pronto como se desee" .

El pasado día 23 el conocido como Cuarteto de Madrid presentó en Nueva York una nueva iniciativa para reiniciar un proceso negociador impulsado por Washington y paralizado desde hace más de un año, que pretende dar a luz un acuerdo de paz definitivo antes de finales de 2012.

La propuesta de los cuatro pide a las partes que se mantengan un cara a cara en el plazo de un mes, en el que deben ponerse de acuerdo sobre los procedimientos y la agenda de las negociaciones.

En los siguientes tres meses, ambos deberían poner sobre la mesa sus propuestas en torno a los dos temas más espinosos del conflicto -seguridad y fronteras-, en los que se comprometerían a alcanzar "avances substanciales" antes de seis meses, que abrirían el camino para sellar un acuerdo definitivo de paz en una conferencia en Moscú.