Indígenas, campesinos y afrodescendientes colombianos analizaron hoy la situación de conflicto armado, agua, tierras, recursos energéticos y minería que atraviesan sus comunidades, en el Congreso Nacional de Tierras, Territorios y Soberanías que se celebra en Cali, suroeste.

La convocatoria congrega a unas 12.000 personas procedentes de todo el territorio colombiano en el campo universitario caleño, durante cinco días de trabajo en los que se espera elaborar propuestas concretas.

La vocera nacional de la Minga de resistencia social y comunitaria, Marylen Serna, dijo a Efe que el objetivo es "deliberar sobre la situación de conflicto de estos asentamientos para reordenar la vida en los territorios".

Reunidos en cerca de doscientas mesas de diálogo, los participantes debatieron en la primera jornada sobre siete ejes: tierras, territorios urbanos, aguas, economías campesinas y propias, guerra y conflicto, identidad y cultura y desarrollo minero y energético.

Según Serna, los temas que mayor interés suscitaron fueron los del uso del agua marina y fluvial, despojo y restitución de tierras, el conflicto interno que azota a Colombia desde hace medio siglo y sobre todo el de la explotación de recursos mineros y energéticos.

A juicio de la portavoz de la minga, "se trata de un problema muy latente por toda la disputa territorial que las multinacionales les están haciendo a las comunidades que históricamente han vivido allí".

Por ello, optó por el fortalecimiento de organización y el refuerzo de la lucha por la autonomía territorial, así como por propulsar una gran acción nacional "en contra de la minería, porque es una situación que se está viviendo en muchos lugares pero que sus orígenes, sus factores y sus impactos son los mismos".

La exsenadora liberal Piedad Córdoba asistió a la reunión sobre este tema, como señaló en su perfil de la red social Twitter: "Escuchando en la mesa e minero energética, los desastres de la explotación minera de cuenta de la cia (compañía) explotadora holsin (Holcim, cementera) #CTierrasYSoberania".

Además reclamó: "Todo el mundo en contra de las explotadoras multinacionales! Hay que plantear la nacionalización de la minería"; "Que el pueblo tome bajo su poder la construcción y conducción de la sociedad #CTierrasYSoberania".

Julián Carreño, integrante del comité de impulso de tierras y soberanías en el congreso, dijo a Efe que está previsto que el último día se desarrolle "un plan de acción para ejecutar mandatos", pues no quieren que la cita se limite a ser "un escenario de diagnóstico".

A juicio de Serna, la organización de las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas ha incurrido en dos problemas que han limitado su alcance en el pasado.

"Nosotros históricamente nos hemos organizado, nos hemos movilizado y creo que nos han faltado dos cosas: tener propuestas de cara al país mucho más concretas y articularnos mucho mejor para lograr el desarrollo de estas propuestas", concluyó.