Dos científicos que descifraron algunos de los misterios relacionados con la obesidad o un profesor que descubrió cómo producir células madre sin necesidad de embriones humanos pudieran ser candidatos al Premio Nobel de Medicina de 2011, que se anunciará el lunes.

Los comités que conceden los premios no han dado pista alguna, pero los ganadores usualmente han recibido previamente muchos otros galardones y distinciones antes de ser considerados para un Nobel.

El canadiense Douglas Coleman y el estadounidense Jeffrey Friedman han ganado varios premios por su descubrimiento de la leptina, una hormona que regula el consumo de alimentos y el peso corporal, por lo que parecen estar entre los favoritos para el Nobel, que incluye la entrega de 1,5 millones de dólares.

El año pasado, Coleman, del Laboratorio Jackson, en Bar Harbor, Maine; y Friedman, de la Universidad Rockefeller en Nueva York, recibieron el Premio Lasker, considerado a menudo como un precursor del Nobel, por haber mostrado que la obesidad a menudo es causada por problemas metabólicos, o la falta de leptina, en lugar de ser causada por el propio paciente.

El japonés Shinya Yamanaka, otro potencial candidato, logró un hito en la medicina regenerativa al mostrar en experimentos que se puede producir células madre a partir de células ordinarias. El experimento llevó a un enorme avance en las investigaciones con células madre, reduciendo la necesidad de usar embriones humanos.

Yamanaka ganó el Lasker en 2009 y este año compartió el premio Wolf de Israel. Uno de tres ganadores del Wolf en Medicina, Química y Física han ganado también el Nobel.

Yamanaka, de la Universidad de Kyoto, así como el Instituto Gladstone de Enfgermedades Cardiovasculares en San Francisco, California, pudieran tener que compartir el premio con el pionero de clonaciones John Gurdon, de Gran Bretaña, o el canadiense James Till, estudioso de células madre. Till descubrió las células madre de la sangre, que han salvado la vida de miles de enfermos de leucemia.

"La técnica de clonación de Gurdon y las células madre de Yamanaka son muy interesantes en el campo de ciencia básica", escribió la reportera científica Karin Bojs, del diario sueco Dagens Nyheter, cuyos pronósticos del Nobel ha resultado acertados a lo largo de los años.

"Pero hasta ahora ninguna persona ha sido curada con esos descubrimientos. Es por ello posible que Yamanaka y Gurdon compartan el premio con el canadiense James Till", agregó.

Bojs dijo que otros candidatos para el premio son el trío franco-estadounidense de Ronald Evans, Elwood Jensen y Pierre Chambon por sus estudios de receptores nucleares de hormonas y el estadounidense David Julius por su descubrimiento de los mecanismos moleculares por los que la piel siente dolor, calor y frío.