El Barcelona no despreció la oportunidad de sumarse a la punta de la liga española al vencer el domingo como visitante 1-0 al Sporting de Gijón.

Al Barcelona le bastó un gol de Adriano en la primera parte para derrotar a un rival que apenas marcó dos tantos en seis partidos.

Barsa comanda la tabla con 14 puntos junto con el Levante, que sumó su cuarta victoria seguida al derrotar 1-0 a domicilio al Betis. Tras llegar puntero a esta fecha, el Betis está séptimo y lleva dos caídas al hilo.

El Real Madrid se puso a un punto de la cima al golear 4-0 al local Espanyol, con un triplete del argentino Gonzalo Higuaín. El Málaga de Manuel Pellegrini y Valencia también tienen 13 unidades.

En el Molinón, el Barsa impuso su ley de posesión desde el primer minuto y arrinconó al Sporting, que sigue sin marcar en su propio campo.

Pero el dominio azulgrana no se tradujo en grandes ocasiones, más allá del gol de Adriano a los 12 minutos, cuando definió cruzado luego que David Villa había estrellado un remate en el poste.

Con nueve hombres detrás de la pelota, el Sporting apostó al contragolpe y a que Lionel Messi, que llegó sin marcar en sus dos últimos partidos como visitante, siguiera sin ver el arco.

Los locales mejoraron tras el descanso, al tiempo que el Barsa perdió consistencia en el juego y a Eric Abidal por lesión. Pero el equipo de Manolo Preciado siguió falto de pólvora y acusó el esfuerzo físico mientras el Barsa dominaba a placer.

"Nos encontramos con un gran Sporting. No había espacios porque cerraban muy bien", resumió el entrenador Pep Guardiola. "Siempre que venimos de jugar Liga de Campeones nos cuesta. Hemos hecho una buena primera media hora, después no hemos estado brillantes".

En Cornellá-El Prat, Higuaín cubrió de forma estelar al lesionado Karim Benzema.

"Muy contento y feliz, tenía ganas de disfrutar una noche así después de sufrir tanto tiempo con mi lesión", dijo el delantero. "Quería ayudar al equipo y competir 90 minutos, que hacía tiempo no los jugaba".

A los 17 minutos, el argentino abrió el marcador tras una contra conducida por Cristiano Ronaldo, que antes había estrellado en un poste un balón que llegó a desviar el arquero argentino Cristian Alvarez.

Con Kaká de titular, los blancos empezaron entonados, pero poco a poco el Espanyol fue ganando terreno. Koffi Romaric estuvo a punto de marcar desde el mediocampo justo antes del gol y Thievy Bifouma y Sergio García pusieron a prueba a Iker Casillas.

La reanudación no empezó mejor para el Madrid, que deambuló sin brújula hasta que Higuaín volvió a aparecer a los 66 para empalmar un remate imparable tras una de las pocas jugadas elaboradas del equipo.

"Nos faltó contundencia, pero el resultado me parece abultado", dijo el técnico argentino Mauricio Pochettino. "Hasta el segundo gol creo que hicimos méritos, pero el Madrid tiene una gran pegada".

El ex Espanyol José Callejón sumó luego su primer gol para el Madrid, lo que acabó de desinflar al voluntarioso equipo local. Higuaín rubricó su gran noche a los 89 con su quinto gol en esta liga.

El técnico madridista José Mourinho destacó el esfuerzo de su equipo. "Hemos cambiado una semana negativa por una semana perfecta para salir de una situación difícil", dijo. "El equipo ha dado una respuesta fantástica, en especial los que no jugaban tanto".

Ante el Betis, el Levante logró mantener su arco en cero y ganar con un gol de Juanlu Gómez a los 33 para alargar el mejor inicio de su historia. Es el equipo menos goleado, con tres tantos en contra, y sigue invicto.

En el Vicente Calderón, el Atlético de Madrid y el Sevilla empataron 0-0 y cumplieron con la estadística que dice que ni los andaluces pierden como visitantes ni los "colchoneros" han sufrido goles en su estadio.

El colombiano Radamel Falcao se quedó sin marcar en casa, donde suma sus cinco tantos en la liga. El "Tigre" malogró dos clarísimas ocasiones frente a Javi Varas, que tuvo varias intervenciones de mérito.

El Athletic de Bilbao del argentino Marcelo Bielsa sumó su primera victoria, 2-1 en casa a la Real Sociedad con un doblete de Fernando Llorente, y salió de los puestos de descenso.

Llorente marcó el primero a los 34 minutos al maniobrar hábilmente para definir con el exterior del pie. La Real niveló a los 61 con un golazo de Iñigo Martínez desde el mediocampo e incluso pudo dar vuelta el resultado, pero cayó víctima de la inspiración de Llorente a los 70.

El sábado, Villarreal-Zaragoza y Osasuna-Mallorca terminaron 2-2; Racing y Rayo Vallecano empataron 1-1; y el Valencia ganó 1-0 al Granada. En un choque de alto voltaje, el Málaga venció 3-2 al Getafe gracias a un gol de tijera del brasileño Julio Baptista en los descuentos.