El papa Benedicto XVI reza por la liberación "inmediata" de la niña Nora Valentina Muñoz, hija del alcalde de Fortul, en el Departamento de Arauca, en Colombia, secuestrada hace cuatro días, informó hoy a Efe el embajador de Colombia ante la Santa Sede, César Mauricio Velásquez.

Velásquez informó al Pontífice a través de la Secretaría de Estado del secuestro de la pequeña y desde la alta instancia vaticana le han contestado que Benedicto XVI desde el momento en que fue informado "reza por la inmediata liberación de la niña y de todas las personas que están secuestradas en Colombia por grupos terroristas y delincuentes despiadados".

El Obispo de Roma -precisaron al embajador desde la Secretaría de Estado- reza por la liberación de todos los secuestrados, para que sus vidas sean respetadas y vuelvan inmediatamente con sus familias "y por la conversión de quienes cometen estos crímenes".

Nohora Valentina Muñoz, de diez años de edad e hija del alcalde de Fortul, Jorge Enrique Muñoz, fue secuestrada el pasado jueves a las afueras de su escuela y de momento se desconoce quién la secuestró.

Benedicto XVI ha pedido en varias ocasiones el fin de la violencia y los secuestros en Colombia, a la vez que ha hecho llamamientos a la conversión y al arrepentimiento y a la reconciliación.