El huracán "Ophelia" se debilita rápidamente en el Atlántico, a medida que avanza hacia el norte-noreste camino de Terranova (Canadá) a 50 kilómetros por hora, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

En su boletín de las 15.00 GMT, ese centro, con sede en Miami, indicó que los vientos máximos sostenidos de este frente han caído ya hasta los 175 kilómetros por hora, por lo que se considera un huracán de categoría 2, frente a la categoría 4 (de un máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson) que llegó a alcanzar el sábado.

Se ha establecido una alerta para la península de Ávalon, en Terranova (Canadá), ya que está previsto que hacia la mañana del lunes en las costas de ese territorio se produzcan condiciones atmosféricas características de una tormenta tropical.

Ese día "Ophelia" probablemente desviará su ruta hacia el este-noreste y seguirá perdiendo intensidad en sus vientos.

"Philippe", el otro frente de consideración que permanece activo en el Atlántico, también tiende a debilitarse: sus vientos máximos sostenidos han caído hasta los 85 kilómetros por hora y se espera que en las próximas horas desciendan aún más.

Esta tormenta tropical, que no entraña peligro para zona costera alguna, se encuentra a 1.435 kilómetros al este-suerte de las Bermudas y avanza a 19 kilómetros por hora en sentido oeste-noroeste.