El huracán Ofelia, un peligroso meteoro de categoría 3, causó daños ligeros en las Bermudas y comenzó el domingo a virar en medio del Atlántico hacia el norte-noreste con rumbo a Terranova, en Canadá, informaron los meteorólogos.

El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, dijo que a las 8:00 de la mañana del domingo, tiempo de la costa este, los vientos máximos sostenidos de Ofelia eran de 205 kilómetros por hora (125 millas por hora) y que se desplazaba al norte-noreste a una velocidad de 48 kph (30 mph).

El vórtice de Ofelia se hallaba a unos 1.220 kilómetros (760 millas) al suroeste de Cabo Raso, Terranova y ahora la península de Avalón, en el sureste de la isla canadiense, se encuentra bajo notificación de tormenta tropical.

En las islas Bermudas, las autoridades informaron que el archipiélago no sufrió daños graves a causa del huracán, cuyo vórtice pasó a más de 160 kilómetros (100 millas) al este el sábado por la noche.

Ofelia sólo generó lluvias y olas peligrosas a lo largo de este pequeño territorio británico en el Atlántico.

No hubo reportes de daños significativos, informó el domingo la portavoz gubernamental Carla L. M. Zuill. Dijo que una calzada que une el extremo este de la isla principal con el resto de ésta nunca fue cerrada, pues los vientos no alcanzaron una velocidad que lo ameritara.

Los meteorólogos esperan que la tormenta siga debilitándose, aunque todavía tendrá fuerza de huracán el lunes cuando pase cerca de la isla de Terranova. Ofelia es el cuarto huracán de la temporada.

Mientras tanto, la tormenta tropical Philippe se estaba alejando más hacia el oeste sobre el Atlántico central, lejos de tierra.