Un portavoz del Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN) negó que esa guerrilla sea responsable del secuestro de una niña de 10 años, hija del alcalde de la localidad de Fortul (este), donde fue tomada cautiva el jueves, divulgó hoy una radio local.

Las autoridades barajaban la posibilidad de que Nohora Valentina Muñoz, hija del alcalde de Fortul, Jorge Enrique Muñoz, hubiera sido secuestrada por el ELN a las afueras de su escuela en esa localidad del departamento colombiano del Arauca, vecino a Venezuela.

El comandante de la Brigada 18 del Ejército, general Jaime Reyes, admitió a Efe que la tesis de la posible autoría de la segunda guerrilla del país "hace parte de la investigación" porque se trata de un área de influencia, aunque detalló que "ellos (los secuestradores) manifestaron inicialmente que eran de las FARC.

Sin embargo, la emisora La Voz del Cinaruco del departamento de Arauca emitió este sábado un comunicado leído por un vocero del ELN, dedicado a la "opinión pública nacional e internacional".

Según el director del Gaula (Dirección Antisecuestro y Antiextorsión) de la Policía, el general Humberto Guatibonza, los investigadores acreditaron la autenticidad del comunicado, pero comentó que aún no hay certeza sobre los autores del secuestro, porque en la zona actúan la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y otros grupos de delincuencia común.

El mensaje, fechado el viernes desde "las montañas, selvas y sabanas del oriente colombiano", consta de cuatro puntos en los que el portavoz aclaró en primer lugar que el Frente de Guerra Oriental del ELN nada tiene que ver con el secuestro de la menor.

Agregó que "la política del ELN prohíbe retener menores de 15 años y mayores de 65 años" y rechazó "de lleno" el secuestro de niños y personas de la tercera edad.

Asimismo, subrayó que el ELN "no tumba torres de energía, puentes, ni hace 'paros armados' de más de 72 horas, aun informando y previniendo con anterioridad a la autoridad civil".

Por ello, recomendó que cuando sucedan hechos como los mencionados se descarte su autoría como posibilidad.

"Menos meternos con la niñez, que es el futuro de una sociedad de inocentes de los hechos", enfatizó el portavoz.