El actor malagueño Antonio Banderas, que hace ya años que conquistó Hollywood, considera que "en realidad una estrella de cine no es más que una mentira", según publica hoy el canal privado alemán "TELE 5".

Según Banderas, un actor "muchas veces interpreta un papel no sólo en una película, sino también en la vida".

"Una estrella tiene que brillar siempre. Eso no puede ir bien y una estrella debe ocultarlo", señala el actor en una entrevista, en la que también habla de lo "dura" que es "la presión de la sociedad por mantenerse eternamente joven y perfecto.

Para el malagueño, "eso es injusto y debería estar prohibido", porque hace que las personas se comporten como si fueran a vivir eternamente.

Por eso asegura no tener miedo a envejecer y afirma que "las arrugas llegarán y serán muy bienvenidas", al tiempo que rechaza la idea de someterse a una operación de cirugía plástica.

"Eso no va conmigo, aunque no lo condeno desde el punto de vista moral. Me volvería loco si me despertara por la mañana y viera a alguien que realmente no soy yo. Que la vida me lleve a donde quiera", señala.

"No tengo muchos miedos. Estoy satisfecho con lo que hago, a lo mejor eso me ayuda a lucir bien", dice Banderas, quien asegura que la luz de su vida está "en casa", con sus hijos y su esposa, la actriz Melanie Griffith, con la que lleva 15 años casado.

Según el actor, el secreto de su relación duradera es dejar que se transforme, además del amor que sienten el uno por el otro.