Pakistán necesita realizar "avances tangibles" en el compromiso de uso de su influencia para ayudar a poner fin a la insurgencia del Talibán, dijo el domingo el gobierno afgano.

El vocero del Ministerio del Exterior afgano, Janan Mosazai, dijo el domingo a periodistas en Kabul que pese a que Pakistán indicó que trabajaría para llevar a los líderes del Talibán a la mesa de negociaciones, esto no ha ocurrido.

Una serie de reuniones entre funcionarios de Afganistán, Pakistán y Estados Unidos fueron suspendidas debido al fracaso de tales esfuerzos.

Mosazai hace los comentarios un día después que el presidente afgano Hamid Karzai dijera que se había dado por vencido en sus intentos por hablar directamente con el Talibán y que la clave para ponerle fin a la guerra es la mediación de Pakistán.