Una corte de Pakistán halló culpable y condenó a muerte el sábado a un policía por el asesinato de un gobernador liberal ocurrido a principios del año.

El asesinato del gobernador provincial del Punjab, Salman Tasir, a manos del oficial Mumtaz Qadri en enero en Islamabad fue visto como una señal de que Pakistán se está debatiendo bajo el peso de extremismo.

El canal estatal de la Televisión de Pakistán informó que Qadri fue hallado culpable y condenado por una corte antiterrorismo en Rawalpindi, cerca de la capital del país. El juicio se llevó a cabo en una prisión y no se permitió el acceso a los periodistas.

Qadari fue detenido segundos después del asesinato a tiros y reconoció haberlo cometido. Además, agregó que Tasir merecía morir por sus críticas a las leyes paquistaníes que dictan la pena de muerte por insultos al Islam.