La Organización de las Naciones Unidas inauguró el sábado una conferencia técnica sobre cambio climático instando a los países a allanar el camino para hacer de la próxima cumbre de Durban, Sudáfrica, un paso crucial hacia un nuevo régimen climático mundial.

La secretaria ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático, Christiana Figueres, recordó en su discurso de apertura que en la cumbre de Cancún, México, en diciembre quedó por fuera el tema de la evolución del protocolo de Kioto, un asunto vital para el desarrollo del régimen climático mundial.

Dijo que ese tema será abordado en Durban y consecuentemente tendría que ser tratado en la conferencia que se celebra en Panamá.

"En el marco del protocolo de Kioto las negociaciones están francamente comenzando a trabajar contra el reloj", afirmó al explicar que en Durban se tendrán que discutir tanto los nuevos compromisos de los países desarrollados bajo el protocolo de Kioto así como la evolución del marco de mitigación bajo la convención para países desarrollados no incluidos en el protocolo.

De la conferencia, que se extenderá hasta el 7 de octubre en esta capital, participan representantes de casi 200 países que buscarán avanzar hacia un acuerdo para la reducción de emisiones contaminantes con miras a la cumbre de Durban de fin de año.

Los grupos deben avanzar en las modalidades de un segundo período de compromiso de reducción de emisiones de carbono de los países desarrollados parte del Protocolo de Kioto, cuyo primer período finaliza en 2012.

"Lo que los países están abocados, aquí, es a buscar una solución intermedia que permita que siga avanzando con integridad, con continuidad y con certeza el régimen de cambio climático", dijo Figueres en un aparte a periodistas.

Agregó que "los países en desarrollo piden un segundo periodo de compromiso pero hay varios países, Japón, Rusia y Canadá, que han dicho que ellos no van a participar en un segundo periodo de compromiso. Y Estados Unidos, por supuesto, no estuvo en el primero ni va a estar en el segundo".

Figueres dijo que el tema podría requerir "acuerdos provisionales inmediatos que salvaguarden la integridad ambiental y aseguren continuidad al régimen".

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Panamá Roberto Henríquez dijo en su discurso que "es preocupante que el primer periodo de compromisos vinculantes del protocolo de Kioto está por vencer dentro de un año sin haber alcanzado sus objetivos y todavía no hayamos podido encontrar acuerdos reales y contundentes para establecer un segundo periodo".

Otro objetivo de la conferencia es avanzar sobre acuerdos de cooperación a largo plazo que permitan estabilizar la temperatura global del planeta.

Al respecto se discutirán asuntos como la metodología para la revisión del límite global de la temperatura y los avances hacia esos límites que se llevarán a cabo entre 2013 y 2015.

La razón principal del incremento de la temperatura es el proceso de industrialización iniciado hace siglo y medio y, en particular, la combustión de cantidades cada vez mayores de petróleo, gasolina y carbón, la tala de bosques y algunos métodos de explotación agrícola, señaló un informe de la Oficina de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Los esfuerzos por reducir la emisión de gases contaminantes buscan evitar que la temperatura del planeta suba más de dos grados, lo cual traería consecuencias catastróficas para la vida, han advertido los científicos.

Se estima que unos 5.000 visitantes arribaron a Panamá para participar de la conferencia entre delegados gubernamentales y representantes de la sociedad civil.

Tras la inauguración quedó abierta una reunión plenaria con la participación de los representantes de los países y la sociedad civil.

Delegados de 194 países se congregarán en Durban a partir del 28 de noviembre y por dos semanas. En la pasada conferencia en Cancún se creó un Fondo Verde de 100.000 millones de dólares que entrará en operación en 2020, pero no se estableció cómo sería reunido el capital.