Tonos alegres en el viento llenaron la nave de una iglesia histórica en La Habana Vieja cuando un quinteto de músicos de Florida realizó el más reciente de una serie de conciertos promovidos por el aumento en el intercambio cultural entre Estados Unidos y Cuba en los últimos años.

Los cinco integrantes de la Orquesta de Florida, con sede en Tampa, son expertos en sus instrumentos e interpretaron el viernes un programa de vientos de las obras de George Gershwin y otros cinco compositores durante el concierto realizado por la noche en el Oratorio de San Felipe Neri, que data de 1693 y fue empleado como banco durante el siglo XX antes de que fuera reinaugurada como sala de conciertos en 2004.

"Tocar en un lugar así es una oportunidad histórica", dijo el fagotista Anthony Georgeson a The Associated Press. "Nunca pensé que estaría en La Habana interpretando este concierto".

Antes de la presentación, los músicos realizaron talleres con adolescentes en el Conservatorio Amadeo Roldán, donde les sorprendió la perspicacia de los estudiantes, dijo la oboísta Katherine Young.

"Todos estábamos muy impresionados con el nivel de los estudiantes en el conservatorio y su madurez como jóvenes intérpretes", dijo Young. "Creo que los estudiantes estadounidenses se sorprenderían de lo sofisticados que son aquí".

La orquesta dijo que era la primera vez que un grupo de músicos profesionales de Estados Unidos se presenta en Cuba desde 1999, cuando la Orquesta Sinfónica de Milwaukee hizo una gira muy ovacionada en la isla. La Filarmónica de Nueva York ha tratado de visitar el país en dos ocasiones desde 2009, los planes no se han concretado.

El embargo económico impuesto por el gobierno estadounidense desde hace casi 50 años impide que la mayoría de los estadounidenses viaje a Cuba, pero este tipo de intercambios culturales se han incrementado durante la presidencia de Barack Obama.

La compañía American Ballet Theatre realizó un homenaje a la legendaria bailarina cubana Alicia Alonso en un teatro de La Habana en noviembre pasado. Un mes antes de ese homenaje, el trompetista Wynton Marsalis y la orquesta de Jazz del Lincoln Center realizaron una serie de conciertos históricos en la isla.

Mientras tanto, músicos cubanos como Silvio Rodríguez, Los Van Van, Chucho Valdés y Pablo Milanés han realizado giras en Estados Unidos.

Los intercambios no han terminado con las tensiones entre los dos gobiernos distanciados por décadas de antagonismo, pero Young dijo que tras las sesiones con los jóvenes estaba claro que tienen muchas cosas en común como amantes de la música.

"Inmediatamente pudimos comenzar a hablar sobre las cosas que conocemos, las dificultades que todos hemos compartido con nuestros instrumentos", dijo. "Creo que existe un entendimiento mutuo sobre la música que hace que no importe de dónde eres eso puede ayudar a terminar con las distancias".

Georgeson dijo que no habla nada de español y que los estudiantes con los que trabajó sólo hablan un poco de inglés.

"Así que les tocaba una frase en mi fagot y ellos comprendían y me respondían", dijo Georgeson. "Nos podíamos comprender", a través del lenguaje de la música.

La orquesta también repartió instrumentos y equipo musical donado que obtuvo en Estados Unidos. Había de todo, desde violines y flautas a instrumentos de cuerdas, arcos, cañas y boquillas.

Georgeson dijo que un profesor lo abrazó con los ojos llenos de lágrimas pues los estudiantes suelen tocar con la misma caña del oboe hasta por un año, cuando lo normal es que sólo dure algunas semanas.

"Dijo que tienen que esperar meses para comprar una caña y nosotros les dimos 20", dijo.

Los planes de intercambio futuro incluyen enviar al director de la orquesta para que dirija a la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba en 2012 y llevar a su homólogo a Tampa para que participe en una serie de obras maestras, dijo la vocera Sherry Powell.

"Con el tiempo esperamos que se pueda enviar a toda la Orquesta de Florida", dijo Powell.

___

En internet:

Orquesta de Florida en Cuba www.floridaorchestracubatour.com