Con un soberbio derechazo del argentino Alejandro Gómez, el Catania empató el domingo 3-3 frente al Novara, que estuvo a punto de retirarse con la victoria a pesar de hallarse dos veces en desventaja.

Novara se colocó muy cerca del triunfo gracias a un gol de cabeza del brasileño Jeda a los 85 minutos, pero a los 90 Gómez le dio el empate definitivo al Catania.

Catania abrió el marcador con un tanto del defensor Nicola Legrottaglie, que regresó a las canchas tras una grave lesión que lo dejó fuera ocho meses. Se llegó al descanso sin más goles, con un Novara que en la primera parte hizo muy poco para lograr al menos el empate, a pesar de que jugaba en su propia casa.

En el segundo tiempo, los locales mejoraron su nivel e igualaron las acciones con un gol de penal de Marco Rigoni a los 49 minutos. Sin embargo, Francesco Lodi puso de nuevo adelante al Catania a los 56, pero el japonés Takayuki Morimoto (65) le dio otra vez la igualdad.

Aunque no se hizo presente en el marcador, el atacante argentino Sergio Almirón fue uno de los jugadores más peligrosos del Catania, al tirar al arco desde todos los ángulos.

Al final, el empate fue un resultado justo, con el Catania mejor en el primer tiempo y el Novara en el segundo.

El sábado, Napoli ganó 3-0 al Inter y Roma 3-1 al Atalanta.