El Manchester United y el Manchester City prolongaron su mano a mano particular en la carrera por la Premier, tras sacar adelante sus compromisos de la séptima jornada en Inglaterra.

Especialmente sonoro fue el triunfo del conjunto de Roberto Mancini, que goleó a domicilio al Blackburn (0-4) a pesar de la prematura lesión del argentino Sergio Kun Agüero.

Un gol de diferencia respecto al City mantiene al cuadro de Alex Ferguson en la cima de la tabla. A pesar de que sufrió para salir airoso de la visita del recién ascendido Norwich (2-0).

El campeón, que dejó entre los suplentes al meta español David De Gea, protagonista el día antes de un malentendido en un supermercado de Manchester, no vio claro el panorama hasta el tramo final, cuando el brasileño Anderson aprovechó una jugada de Wayne Rooney para acabar con la resistencia de su rival. A tres minutos del final, Danny Welbeck, a centro del coreano Ji Sung Park, sentenció el choque y amarró la victoria.

Mientras el United ha dejado de lado la autoridad del arranque de curso y es amenazado por las dudas que ha generado su dubitativo arranque en la Liga de Campeones, el Manchester City tiró de contundencia para deshacerse, a domicilio, del Blackburn Rovers (0-4).

El equipo del italiano Roberto Mancini, inmutable por el enredo generado por el delantero argentino Carlos Tévez en el compromiso continental, también se sobrepuso al contratiempo gestado por la lesión de Sergio Kun Agüero.

El flamante fichaje del City tuvo que retirarse antes de alcanzar la media hora de juego, dolorido en los abductores. El francés Samir Nasri salió en su lugar.

El cuadro de Mancini acabó con la resistencia del Blackburn, que acusó la baja en defensa del español Michel Salgado, lesionado, con un disparo de Adam Johnson al inicio de la segunda parte. El tanto abrió el camino de la goleada. Tres minutos después, a la hora de juego, el italiano Mario Balotelli aprovechó un centro de Nasri para ampliar la renta.

Nasri marcó el tercero en una jugada que compartió con el español David Silva. El resultado lo cerró el montenegrino Stefan Savic, que firmó el cuarto tanto, que deja en el aire el futuro del técnico del Blackburn, Steve Kean.

Una jornada más, el Newcastle confirmó su condición de equipo revelación en lo que va de curso. Se impuso en el campo del Wolverhampton (1-2) y se hizo provisionalmente con la tercera plaza de la clasificación, a expensas de lo que haga el Chelsea el domingo, en el campo del Bolton.

Pasado el cuarto de hora, el senegalés Demba Ba rentabilizó una acción del francés Yohan Cabaye para encarrilar la victoria, redondeada por el gol del argentino Jonás Gutiérrez poco antes del descanso. En la segunda parte, Steven Fletcher dio aire al Wolverhampton, ahora amenazado por la parte baja.

El Liverpool ganó el derbi ante el Everton en Goodison Park (1-2) y se asentó en la zona noble de la clasificación. Un gol de Andy Carroll a centro del español Jose Enrique, y otro del uruguayo Luis Suárez, consolida al conjunto de Kenny Dalglish en este inicio liguero.

En el encuentro que abrió la séptima jornada de la Premier, el Liverpool acabó por rentabilizar la superioridad numérica con la que afrontó gran parte del choque después de que Jack Rodwell, a los 22 minutos, viera la tarjeta roja por una entrada a Luis Suárez. Una acción rigurosa que acusó el Everton.

El Aston Villa también sigue firme. Es, junto al United, el City y el Newcastle, el único equipo que aún no conoce la derrota. Se impuso el cuadro de Birmingham al Wigan de Roberto Martínez, que resistió 36 minutos, el tiempo que Gabriel Agbonlahor, a centro de Barry Bannan, tardó en perforar la meta del omaní Ali Al-Habsi. En la segunda mitad, Darren Bent sentenció el choque (2-0).

Finalmente, el Sunderland y el West Bromwich firmaron tablas (2-2). En media hora se resolvió el choque. James Morrison y el irlandés Shane Long pusieron de cara el partido para los visitantes a los cinco minutos, con una renta de dos tantos. Pero en el mismo espacio de tiempo, cerca de la media hora, el sueco Sebastian Larsson y el egipcio Ahmed El Mohamady, que rentabilizó otra jugada del escandinavo, equilibraron un duelo que ya no se movió.

La séptima jornada de la Premier se completará el domingo con los choques entre el Bolton y el Chelsea, el Fulham y el Queens Park Rangers, el Swansea contra el Stoke y el Tottenham frente el Arsenal.