El Benfica vendió a un fondo de inversiones del Banco Espírito Santo, por más de 6 millones de euros, parte de los pases de los jugadores argentinos Franco Jara, Ezequiel Garay y Nicolás Gaitán, del español "Nolito" y del brasileño Bruno César,

En un comunicado a la Comisión de Mercado de Valores Mobiliarios portuguesa (CMVM) -el club está obligado a hacerlo por cotizar en Bolsa-, el Benfica informó de que los porcentajes de los derechos fueron transferidos al Benfica Stars Fund, gestionado por el banco portugués.

La operación significó una revalorización de los jugadores de casi 20 millones de euros, ya que su valor inicial total era 24,7 millones de euros y ha pasado ahora a ser de 44,65.

La venta de parte de los derechos de Gaitán fue la transacción de más cuantía, al ceder un 15 por ciento de su valor total por unos 2,025 millones de euros.

Según este porcentaje, los derechos totales del jugador, que fue comprado por 8,5 millones de euros, son ahora de 13,5 millones de euros.

La segunda mayor transacción fue la del gaditano Manuel Agudo, alias Nolito, ex barcelonista, del que el Benfica vendió un 20 por ciento de sus derechos por 1,3 millones de euros.

Según esta venta, el extremo español, que llegó este verano a coste cero al club lisboeta y ha deslumbrado a Portugal en el campo desde el comienzo de la temporada, vale ahora 6,5 millones de euros.

El pase del central argentino Garay fue del 10 por ciento por 1,175 millones de euros y el del brasileño Bruno César fue del 15 por ciento por 1,035 millones de euros.

Garay, comprado este verano al Real Madrid por 5,5 millones, pasa así a valer más del doble de lo que costó al Benfica, 11,75 millones de euros.

Por su parte, César también aumenta el valor de sus derechos, ya que costó al Benfica 5,3 millones de euros y ahora vale 6,9 millones de euros.

En cuanto a Jara, que fue prestado esta temporada al Granada, el Benfica vendió un 10 por ciento de sus derechos, por 600.000 euros, lo que supone que su valor total es de 6 millones de euros.

Este instrumento financiero, popular entre los grandes del fútbol portugués, sirve al club para obtener liquidez a corto plazo sin vender el pase total de un jugador.