Uno de los brazos políticos de la proscrita organización armada vasca ETA decidió su disolución tras 12 años de operaciones de violencia callejera, dijo un diario vasco afín al movimiento de extrema izquierda.

Según el diario Gara, Ekin, grupo formado en noviembre de 1999 con el propósito de "impulsar la independencia, construir una nación e implantar el socialismo a nivel de calle", ha decidido disolverse. El grupo estaba integrado por los comisarios políticos etarras encargados de imponer la línea oficial en la extrema izquierda abertzale (campesina en vascuence). Su disolución responde más que a otra cosa al acoso y éxitos de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, tanto en España como en Francia contra la banda armada.

Gara dijo el sábado en su página de internet que dos voceros desarmados le comunicaron que "los miembros de Ekin han dado por concluida su labor como organización", aunque sin renunciar a sus objetivos de un país vasco independiente y socialista.

ETA asesinó a 829 personas desde que empuñó las armas en 1968 para crear un país vasco independiente con cuatro provincia del norte de España y tres del sudoeste de Francia. Es considerada una organización terrorista por la Unión Europea, Estados Unidos y España.