A un mes del inicio de la temporada, los dueños de equipos y los jugadores de la NBA se reúnen el sábado por segundo día consecutivo con la esperanza de lograr un acuerdo para poner fin al cierre patronal.

Las negociaciones continúan el sábado después que las partes hablaron durante más de cuatro horas el viernes en Nueva York. Estrellas como LeBron James, Dwayne Wade y Carmelo Anthony participaron en esa sesión, pero se espera la presencia de menos jugadores el sábado.

Se necesitaría un acuerdo en los próximos días para evitar la cancelación de partidos de la temporada regular. Ya se eliminó parte de la pretemporada, y el comisionado David Stern advirtió que tiene que haber progreso este fin de semana o las consecuencias serán "enormes".

Sin embargo, ambas partes coinciden en que todavía falta mucho por negociar para lograr un acuerdo sobre el nuevo convenio laboral.

"Hay muchos temas sobre la mesa. Creo que nada más en función de las horas del día, no estoy seguro de que concluyamos un acuerdo este fin de semana", dijo el subcomisionado Adam Silver tras el encuentro del viernes. "La interrogante es cuánto avance podemos lograr en los asuntos importantes".

El viernes tuvieron algunos progresos en uno, pero persisten dos escollos considerables.

Stern señaló que el sindicato aprobará el plan de los propietarios para aumentar la repartición de los ingresos. Sin embargo, las partes siguen divididas sobre la estructura del tope salarial y la segmentación de los ingresos.

Una persona allegada a la reunión del viernes dijo que Wade, conocido por su afabilidad, expresó coléricamente que se sentía frustrado por el proceso, y dirigió la mayoría de sus declaraciones a Stern. En un momento de la cita, Wade afirmó que percibía que el comisionado le faltaba al respeto. La persona hizo las declaraciones a The Associated Press a condición del anonimato porque las partes decidieron mantener en privado los detalles de la reunión.

Stern negó enfáticamente que haya amenazado con cancelar toda la temporada si las cosas no iban bien para el fin de semana.