Un avión extraligero se estrelló el sábado contra la rueda de la fortuna de una feria rural en Australia, dejando a cuatro personas atrapadas entre los hierros retorcidos durante horas.

Las autoridades informaron que nadie resultó gravemente herido.

El vocero del Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur, Ben Shepherd, indicó que el avión Cheetah S200 que transportaba a dos personas no derribó la rueda de la fortuna cuando chocó con ella durante una feria anual en la población costera de Old Bar, al norte de Sydney.

Shepherd indicó que una pareja y sus dos hijos quedaron atrapados en la parte más alta de la rueda de la fortuna pero lograron salir ilesos del lugar del accidente después de que fueron liberados por una grúa.

Los testigos indicaron que la rueda de la fortuna estaba llena de niños minutos antes del accidente. Sin embargo, al aproximarse una tormenta, sólo cinco personas se atrevieron a subirse para un último paseo.