La inteligencia afgana entregó el sábado a las autoridades paquistaníes evidencia que demuestra que el asesinato del ex presidente afgano Burhanuddin Rabbani se planeó en Pakistán.

Lutifullah Mashal, vocero del servicio de inteligencia de Afganistán, dijo que el complot se originó en el pueblo de Satellite, cerca de Quetta.

Mashal dijo a los reporteros que los investigadores entregaron direcciones, fotografías y mapas a la embajada paquistaní en Kabul.

Rabbani trataba de llegar a un acuerdo de paz con el Talibán cuando murió durante un atentado suicida.

En Naciones Unidas, las autoridades afganas dijeron la semana pasada que el asesinato fue planeando durante cuatro meses por el consejo gobernante del Talibán afgano, el Quetta Shura, nombrado así por una ciudad en Pakistán.

El Talibán no se ha responsabilizado de la muerte de Rabbani.