Unos 90 periodistas fueron afectados en su labor informativa de enero a septiembre según un informe difundido el sábado por una organización defensora de la libertad de expresión.

El estudio realizado por el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) destacó que la mayoría de actos en contra de la libertad informativa fueron agresiones físicas, se realizaron en la capital y los agresores fueron funcionarios públicos.

Después de Lima, en las regiones norteñas altoandinas de Cajamarca y Ancash, de gran actividad minera, se han registrado los mayores actos contra la libertad informativa.

Además de la agresión física, se han registrado actos como el "uso abusivo del poder del Estado" por parte de funcionarios, "agresiones verbales" y "uso abusivo del poder no estatal", decía el informe.

El estudio incluye en la cifra total de agresiones los asesinatos de tres periodistas, dos reporteros televisivos y uno radial, ocurridos en el norte del país.

El IPYS registra agresiones a libertades informativas y produce alertas que envía a los medios de comunicación.