Las tasas de interés hipotecario en Estados Unidos han rondado los récords a la baja durante semanas. Pero ahora se puede afirmar: los intereses a largo plazo en el país nunca antes habían estado tan bajos.

Esta semana, la tasa promedio en hipotecas fijas a 30 años cayó a 4,01%, dijo la firma Freddie Mac en su reporte semanal. Esa es la tasa más baja desde que se empezó a llevar registro en 1971.

Durante meses, Freddie Mac, compradora de hipotecas, ha señalado información de la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés), la cual muestra que las tasas estaban más bajas a principios de la década de 1950, cuando las hipotecas normalmente eran a 20 o 25 años.

Sin embargo, Freddie Mac dice que eso ya no es verdad: actualmente la tasa promedio a 30 años es más baja que la tasa promedio a 20 o 25 años en la década de los 50.

La información de la NBER muestra que entre julio de 1950 y febrero de 1951, las tasas de interés promedio a largo plazo era de 4,08%. El promedio actual a 30 años es de 4,01%. Ambas son mayores una vez que se incluye las cuotas extra que paga la mayoría de los compradores. Esas cuotas se llaman puntos; un punto equivale a 1% del monto del préstamo.

Si se incluyen las cuotas y puntos comparables a las bajas tasas actuales, el promedio de 1950-51 sería de 4,33%, dijo Freddie Mac el viernes. El promedio actual en préstamos a 30 años, con cuotas adicionales calculadas, es de 4,17%.

El promedio en hipotecas fijas a 15 años, una popular opción de refinanciamiento, también cayó a 3,28% esta semana. Según economistas, esa es la tasa más baja para un préstamo en la historia.

Las tasas hipotecarias tienden a guiarse por el rendimiento de los bonos del tesoro a 10 años, le cual ha subido esta semana alrededor de un 2%. Hace una semana, alcanzó el 1,74% — el nivel más bajo desde que el Banco de la Reserva Federal de San Luis comenzó a llevar el registro en 1962. Apenas en julio, el bono a 10 años superaba el 3%.

Las tasas hipotecarias podrían caer aún más luego de que la Reserva Federal de Estados Unidos anunció la semana pasada que tomaría más acciones en busca de reducir las tasas a largo plazo.

Sin embargo, las bajas tasas por el momento no han hecho demasiado para propiciar la venta inmobiliaria o el refinanciamiento. Podría ser que los compradores o los dueños de bienes inmuebles no tengan suficiente efectivo o capital para conseguir un préstamo.

Freddie Mac hace encuestas entre los prestamistas de todo el país entre el lunes y miércoles de cada semana.