Un profesor taiwanés de Ciencias Políticas fue detenido el viernes por supuestamente intervenir computadoras de la policía para obtener datos sobre activistas chinos y proporcionarlos a Beijing, dijeron autoridades y medios.

Wu Chang-yu, de la Universidad Central de la Policía, fue arrestado y se encuentra a la espera de recibir una acusación formal, informó el fiscal Huang Mou-hsin, sin ahondar en detalles.

El diario The Liberty Times citó fuentes no identificadas diciendo que Wu pidió el año pasado a un policía de rango menor y ex estudiante suyo que interviniera las computadoras de la Agencia de la Policía Nacional para obtener datos de entrada y salida relacionados con un disidente chino clave. El disidente no fue identificado.

Otro periódico, el United Daily News, también citó fuentes no identificadas al señalar que Wu visitaba frecuentemente China para dar lecturas como adivino, su otra especialidad. Añadió que las autoridades chinas le ofrecieron lucrativos contratos como vidente a cambio de espiar en Taiwán las actividades de ciertos chinos. No fue nombrado ninguno de los presuntos objetivos.

Taiwán y China siguen espiándose uno a otro a pesar de una reciente mejoría en sus relaciones gracias los crecientes lazos económicos. Ambos se separaron por la guerra civil de 1949.

Taipei ha permitido la visita de activistas chinos que apoyan la independencia tibetana y otros políticos disidentes a quienes Beijing ve como amenaza para su seguridad.

Dos destacados disidentes chinos, Wu'er Kaixi y Wang Dan, han pasado largos periodos en la isla. Tienen prohibido regresar a casa por los papeles clave que jugaron en el movimiento democrático de 1989 en la Plaza de Tiananmen de la capital china.