El déficit de Portugal subió en el segundo trimestre de este año al 8,9 por ciento, pese a la previsión oficial de reducirlo, mientras los desvíos contables en la región de Madeira obligan, además, a revisar el de 2010, que pasa del 9,1 al 9,8 %.

Según datos revelados hoy por el Instituto Nacional de Estadística luso (INE), el déficit fiscal subió 1,2 puntos en el segundo trimestre del año, tras haberse situado en el primero en el 7,7 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Este dato sitúa el déficit para el conjunto del primer semestre del año en un 8,1 %, aún muy lejos del 5,9 que debe alcanzar en diciembre Portugal, sujeto al riguroso programa de ajustes de su rescate financiero internacional.