El presidente panameño, Ricardo Martinelli, anunció hoy que designó a Frank De Lima como nuevo ministro de Economía y Finanzas, en sustitución de Alberto Vallarino, quien renunció al cargo de manera irrevocable hace un mes en medio de una crisis de gabinete.

De Lima, actual viceministro de Economía, recibirá el cargo la "próxima semana" de manos de Vallarino, "para mantener la continuidad", declaró Martinelli en el marco del acto oficial de entrega de títulos de propiedad celebrado este viernes cerca de la capital panameña.

Tras 26 meses en el cargo, Vallarino renunció el pasado 30 de agosto en solidaridad con el vicepresidente del país y líder del Partido Panameñista, Juan Carlos Varela.

Varela fue destituido ese mismo 30 de agosto como canciller por el jefe del Estado y líder del Cambio Democrático, lo que acabó con la coalición conformada por ambas agrupaciones desde 2009 y provocó una cascada de renuncias de panameñistas en cargos altos y medios en el Gobierno.

En un principio, Martinelli anunció que la destitución de Varela no suponía la marcha de su gabinete de los demás ministros miembros del Partido Panameñista, entre ellos Vallarino, que había "aceptado", según dijo el gobernante el pasado 30 de agosto, seguir al frente de la cartera de Economía y Finanzas.

Considerado un ministro estrella de la Administración Martinelli, por éxitos como haber logrado el grado de inversión para el país y la salida de Panamá de la "lista gris" de paraísos fiscales, Vallarino se comprometió, en su carta de renuncia, a permanecer en el cargo hasta tanto fuera designado su reemplazo.

A principios de este septiembre, Vallarino negó que su salida del gabinete supusiera un cambio en la política económica de Panamá ya que, argumentó, "hay un plan estratégico" y las "prioridades continuarán siendo las mismas, porque son las prioridades del presidente Martinelli", quien asumió el poder en julio de 2009.

Panamá tiene la economía más pujante de la región con un crecimiento de 7,5 % en 2010 y proyecciones de expansión en 2011 y 2012 de 7,8 % y 7,6 %, respectivamente, según un estudio divulgado en julio pasado por el español Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA).