Dirigentes europeos advirtieron el viernes a Ucrania, a Bielorrusia y a otros países del este de Europa que deben respetar la democracia si desean una mayor integración a la Unión Europea (UE).

Esta declaración fue formulada en la Cumbre de la UE en Varsovia en coordinación con la Sociedad de Europa Oriental, una iniciativa impulsada por Suecia y Polonia en el 2009 para profundizar las relaciones de la Unión Europea con Ucrania, Bielorrusia, Georgia, Moldavia, Armenia y Azerbaiyán.

El Ministro del Exterior de Suecia, Carl Bild, afirmó el viernes a través de la red social de mensajes instantáneos Twitter que la Cumbre estaba enviando "una clara señal de respeto por la democracia y a los derechos humanos como parte de la integración a la UE. El gobierno de Kiev (Ucrania) debe tomar nota", agregó.

En tanto, un vocero de Angela Merkel informó también a través de Twitter que la canciller alemana se reuniría con activistas de los derechos humanos de Bielorrusia y que el presidente autoritario bielorruso Alexander Lukashenko "debe liberar a todos los presos políticos".