El juego inicial entre los Tigres de Detroit y los Yanquis de Nueva York por la primera ronda de los playoffs fue suspendido el viernes por lluvia en el segundo inning.

La suspensión afectaría a los dos lanzadores estelares de los equipos, ya que no podrían lanzar durante unos cuantos días.

Justin Verlander comenzó por Detroit contra CC Sabathia la noche del viernes en un esperado duelo entre dos de los mejores pitchers de las mayores.

"Creo que tuve una sesión de bullpen frente a todo el mundo", bromeó Verlander.

La pizarra estaba empatada 1-1 luego de la parte alta del segundo inning cuando se decidió interrumpir el juego.

Según una normativa aprobada por las Grandes Ligas hace dos años, el juego no puede ser postergado. En cambio, se reanudará a las 8.37 del sábado por la noche y desde el momento en que fue suspendido.

En la otra serie de la Liga Americana, el novato Matt Moore lanzó siete entradas en blanco para llevar a los Rays de Tampa Bay a una victoria 9-0 sobre los Rangers de Texas. Moore, de 22 años, apenas realizó su segunda apertura en las mayores.

Los Rays disputaron su primer juego desde la sensacional remontada en el último día de la campaña regular, en el que voltearon un 7-0 en contra para vencer a los Yanquis en extra innings y superar a Boston por el boleto de wild card.

A los Yanquis les tocará batear cuando se reanude el primer juego, pero el pronóstico del sábado no es alentador: se espera lluvia durante la noche.

Los abridores que habían sido asignados para el segundo juego — el dominicano Iván Nova de los Yanquis y Doug Fister de los Tigres — subirán el montículo en la reanudación, ahora como relevistas.

"Ahora me siento como el abridor número uno", dijo Nova. "Será emocionante. Haré lo que siempre hago. No veo gran diferencia".

El segundo partido de la serie al mejor de cinco se jugará el domingo, que en principio iba a ser un día de descanso.

La posibilidad de realizar una doble cartelera durante la serie fue descartada de plano por las Grandes Ligas.

¿Cuándo volverán a lanzar Verlander y Sabathia? El piloto de los Tigres Jim Leyland indicó que Verlander lo hará el lunes en Detroit, pero su contraparte de los Yanquis Joe Girardi no quiso adelantar sus planes.

Si ambos lanzan el lunes, pues quedarían limitados a una sola apertura en el caso que la serie se extienda al máximo.

Ambos abridores dijeron sentirse decepcionados al estropearse su primer turno.

"Parecía que íbamos a tener un tremendo juego", dijo Sabathia.

"Ahora me toca una apertura el lunes y hay que empezar a prepararse para eso", añadió Verlander.

Quien abrirá el lunes por los Yanquis será el venezolano Freddy García.

El zurdo Sabathia, quien hizo 27 pitcheos el viernes, dijo que estaría en condiciones de lanzar el domingo: "Me gusta estar lanzando lo más que se pueda".

Los jugadores trataron de tomarse con filosofía el contratiempo, y el impacto que pueda tener en el resto de la serie.

"De que nos afecta, nos afecta. Pero afecta a los dos equipos", dijo Miguel Cabrera, el primera base venezolano de los Tigres. "Hay que estar positivo ante este tipo de cosas".

En lo poco que se jugó, Delmon Young puso a los Tigres en ventaja con un jonrón en el primer inning y Alex Rodríguez remolcó la carrera de los Yanquis con un roletazo. Las estadísticas del viernes serán válidas.

Nueva York fabricó su anotación sin conectar imparable. Derek Jeter se ponchó, pero llegó a la inicial tras un wild pitch. Curtis Granderson recibió un boleto, Robinson Canó dio una roleta por la inicial que hizo avanzar a los corredores y Rodríguez roleteó por tercera para traer a Jeter.

"No corrimos con suerte. (Verlander) ponchó al primer bateador, después me dieron un rolling para doble play, pero el ángulo no estaba bueno para tirar a segunda y luego una roleta muy fuerte por tercera y no se pudo sacar el out", comentó Cabrera. "No dieron un hit para anotarnos una carrera".

Verlander, que en la temporada regular logró la triple corona de pitcheo, necesitó de 25 pitcheos para completar el primer inning.

La lluvia empezó a caer poco después que los Yanquis empataron el juego y se intensificó en la parte alta de la segunda entrada.

Cumplido el inning, los seis umpires pidieron que el terreno fuese cubierto con la lona. La lluvia amainó un poco, pero arreció y finalmente se tomó la decisión — tras consultar a tres servicios meteorológicos diferentes — de suspender el juego tras 1 hora y 27 minutos. Los jugadores apenas pudieron tener 30 minutos de acción.

"Fue un juegazo", bromeó Leyland.

La lluvia fue una constante durante el curso de la temporada. El total de juegos pospuestos fue de 53, superando con creces los 21 de 2010.

Y los Yanquis fueron los más afectados, con nueve partidos que fueron pospuestos y otros 13 demorados por el mal tiempo.

"Estamos en playoffs, todo el mundo tiene que estar preparado", dijo Mariano Rivera, el relevista panameño de los Yanquis. "Esto no afecta en lo absoluto, hay que trabajar igual".

Previo al partido, Rivera se encargó de hacer el primer lanzamiento con su compañero de siempre Jorge Posada como receptor. Fue un homenaje a Rivera tras haber fijado la marca histórica de salvamentos. Posada hizo que Rivera volviera al montículo por un lanzamiento afuera del plato.

Las dos series de la Liga Nacional arrancará el sábado, con Filadelfia y Milwaukee como locales ante San Luis y Arizona, respectivamente.