La mayor victoria de los Mets en la temporada podría darse esta semana en un tribunal federal.

Los dueños del equipo han sido exonerados de gran parte de una demanda por 1.000 millones de dólares presentada a nombre de las víctimas del fraude con inversiones tipo pirámide de Bernard Madoff.

Está por verse si esta decisión da al equipo más viabilidad ante sus dificultades financieras para retener al paracorto dominicano José Reyes.

Los aficionados de los Mets con seguridad estarán muy pendientes del asunto debido a la tercera campaña perdedora de Nueva York y quinta consecutiva sin postemporada.

En una temporada descrita desde el inicio como de transición, los Mets trajeron a un nuevo gerente general, Sandy Alderson, y un nuevo piloto, Terry Collins.

Aún así, Reyes fue el único jugador sobresaliente del equipo, el cual terminó la temporada con foja de 77-85.

El dinámico pelotero ganó el título de bateo de la Liga Nacional en la última jornada de la campaña, aunque causó consternación cuando abandonó el último partido tras pegar un toque en la primera entrada.

El dominicano fue líder de las Grandes Ligas con 16 tripletes y tuvo un desempeño magnífico con el guante. También estuvo en dos ocasiones en la lista de lesionados debido problemas en el tendón de la corva, lo que le estropeó una temporada digna de Jugador Más Valioso.

Reyes se dispone a convertirse en agente libre al término de la Serie Mundial. Alderson dijo el jueves que conversará "en uno o dos días" con el representante del jugador.

"Fuimos afortunados de que José nos diera un año notable. Obviamente hay cierta incertidumbre en cuanto a dónde estará la temporada entrante", dijo Alderson. "Veremos el curso que tome el asunto".

"Intentaremos ser lo más creativos posible y ver qué hay disponible", dijo.

Sin embargo se desconoce si el dueño de los Mets, Fred Wilpon, podrá tener los recursos para pagar por uno de los agentes libres más deseables del receso de la temporada tras decir a la revista Sports Illustrated que esta pretemporada los Mets tenían una "hemorragia en la caja".

¿Podrá exponerse a no mantener al jugador más popular y caro del equipo?