Cerca de 9.000 personas que entraron a Estados Unidos de manera ilegal cruzando la frontera desde México abordaron vuelos gratuitos este verano a la Ciudad de México dentro de un programa de repatriación que busca salvar vidas.

El último vuelo del Programa de Repatriación Interior Mexicana partió el miércoles de Tucson con 139 personas a bordo.

Elementos del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos indicaron que entre las 8.893 personas que participaron en el programa fueron la cifra más baja desde que el programa fue creado en el 2004.

Por lo menos 10.500 personas han participado en cada uno de los últimos siete años, y con una cifra sin precedente de 23.384 repatriados que regresaron en los aviones en el 2010.

El número decreciente en el número de participantes en este año se debe a una menor cantidad de detenciones por parte de la Patrulla Fronteriza.

Según este programa voluntario, a los inmigrantes mexicanos que entraron a Estados Unidos de manera ilegal que no hayan cometido delitos y que fueron atrapados por la Patrulla Fronteriza de Arizona se les ofrece la repatriación en vuelos gratuitos a la capital mexicana. Allí, se les ofrecen boletos de autobús para que regresen a sus pueblos de origen.